Justin Verlander hace crecer su mito

Foto: Tom Pennington/Getty Images

Justin Verlander fue noticia en el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana entre Astros de Houston y Yankees de Nueva York. Con su labor de seis innings con 11 ponches y solo una carrera limpia acrecentó aún más su leyenda en postemporadas, mientras se convertía en pieza clave para el triunfo de los siderales 4-2.

El abridor de 39 años de edad tuvo su octavo careo con doble dígito de abanicados (primera desde 2017), completó su decimonovena salida con por lo menos 100 envíos y elevó su cifra de guillotinados a 219, todas cifras récords en la historia de los playoffs. Pero no fue fácil llegar a ese desenlace satisfactorio para el dos veces ganador del premio Cy Young y candidato a un tercero este año.

El diestro tambaleó durante los tres primeros episodios en el Minute Maid Park, exigiéndose hasta los 66 envíos, pero enderezó su labor con solo 37 lanzamientos del cuarto al sexto. Aderezado, además, por seis ponches consecutivos, cifra que igualó una marca en la fase con otros seis serpentineros, según Elias Sports Bureau.

«Estuvo lidiando, especialmente en ese período de tiempo, entre los 80 y 100 (envíos) encontró su ritmo», expresó el manager Dusty Baker sobre la actuación del as luego finalizado el compromiso. «Encontró su bola de ruptura (lanzamiento quebrado), porque no la tenía al principio. A veces eso sucede. Sabe cómo lanzar».



Verlander venía de ser vapuleado en su anterior apertura, en el primer juego de la Serie Divisional contra Marineros de Seattle. En esa oportunidad permitió 10 incogibles y seis carreras limpias en cuatro capítulos. Su dubitativo arranque frente a la ofensiva de Nueva York, hizo pensar en una rápida salida de la loma, pero supo ajustar en el momento preciso.

«No sólo es fuerte en lo físico, que se puede ver, sino también en lo mental», abundó Baker. «Este muchacho tiene fortaleza mental. Cuando está en el suelo y parece que está en problemas, es decir, él puede superarlo».

¿Viejo?

Justin Verlander se convirtió en el segundo pitcher con mayor edad que poncha a 10 adversarios en un cotejo de postemporada. ¿Quién le supera? «El Expreso» Nolan Ryan, con su actuación de 1986 también con Houston y 39 años de edad, pero con 15 días más en el almanaque.

“A medida que avanza el juego, uno simplemente gana más confianza si comienza a hacer mejores pitcheos”, comentó Verlander a MLB.com. “Una vez que pude ejecutar mis lanzamientos como quería, sentí que mi confianza mejoraría”.

La labor continuada por Héctor Neris, Rafael Montero y Ryan Pressley completó una faena de 17 recetados a los bombarderos de El Bronx. Cifra que combinada con los solo dos abanicados que tuvieron los texanos, se convierte en la diferencia más abultada de ponchados en la historia de los playoffs.

Los 11 en la cuenta de Verlander, fueron la cifra más alta en octubre desde que su compañero Lance McCullers Jr. dejase idéntica cifra en 2020 contra los Rayas de Tampa Bay.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article