Rodrigo Palacio se retiró del fútbol… para jugar baloncesto

Gerardo Díaz
Gerardo Díaz 03/10/2022
"Era por debajo", frase que siempre recordará al delantero argentino

Rodrigo Palacio brilló con Boca Juniors, en Genoa y el Inter de Milán… pero en fútbol. Sin embargo, decidió retirarse de la máxima competencia del balompié para iniciar su carrera profesional en el baloncesto. 

El argentino tiene 40 años y sorprendió al mundo del deporte con su elección por otra disciplina alejada completamente del fútbol. Su nuevo equipo se llama Garegnano Milano, de la cuarta división de Italia.

Rodrigo Palacio: un escolta anotador

El ahora ex futbolista nació en Bahía Blanca, Argentina, tierra muy apasionada por el baloncesto y que ha visto cómo algunos de sus pobladores se convirtieron en exponentes a nivel nacional y, en el caso de Manu Ginobilli, mundial.

Cuenta la historia que Rodrigo Palacio jugó como escolta en La Falda y que, de no haber sido por su talla (1.76 metros), no se conocería por su carrera intachable en el fútbol argentino e italiano, sino que por una muy pronosticada carrera en el básquet.

Ante no poder cambiar su estatura, Palacio decidió dejar a un lado su pasión para centrarse en su joven carrera como futbolista. Jugó en cuatro clubes de Argentina (Bella Vista, Huracán, Banfield y Boca Juniors), cuatro más en Italia (Genoa, Inter de Milán, Bologna y Brescia) y su participación en la selección de su país.

La final de Brasil 2014: “Era por abajo”

A pesar de nunca haber estado involucrado en problemas extra cancha, Rodrigo Palacio es muy señalado, en ocasiones con un tono de humor, por su participación en el Mundial de la FIFA Brasil 2014, año en que Argentina perdió la final con Alemania.

Y es precisamente ahí cuando se dio la situación que, hasta el presente, se recuerda con cierto rencor para los amantes del fútbol. En el tiempo extra, minuto 96 exactamente, Marcos Rojo tiró un centro al área. La defensa alemana midió mal y el balón le quedó servido a Palacio, quien la bajó de pecho y estuvo frente a frente con el arquero teutón, Manuel Neuer.

El delantero argentino optó por definir por encima del cancerbero alemán y la pelota se fue muy lejos del arco. Minutos más tarde, Alemania, a través de Mario Götze, anotó el único tanto del encuentro y alzó la copa del mundo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. “Era por abajo, era por abajo”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article