Tony Snell pide contrato en la NBA para cobrar pensión para sus hijos con autismo

Jorgelis Landaeta
Jorgelis Landaeta
0
(0)

 Tony Snell explora el mercado en busca de un contrato NBA que le daría una pensión vitalicia y cubriría su seguro médico y el de sus hijos, luego de ser diagnosticado con autismo el pasado verano y que sus dos hijos también presenten esta condición médica. 

«Por supuesto que quiero volver y jugar, pero ahora tengo un propósito más grande, es algo que necesito verdaderamente», contó en ‘Yahoo’. 

Snell pidió ser contratado para cumplir 10 años en la NBA y acceder a un mejor sistema de pensiones tras la jubilación . Con esa mejora económica ayudaría a sus dos hijos de 2 y 3 años con su tratamiento médico, que se les diagnosticó autismo, un trastorno del desarrollo que también sufre el jugador.

«No estaría en la NBA si me lo hubiesen diagnosticado con su edad», contó en el pasado.

 Tonny Snell jugaba en la NBA hasta que un traspaso no pedido, simplemente porque su nombre se fue en paquete con el de otro jugador que tenía que irse al New Orleans Pelican, lo llevó a un estatus de inactividad y hasta fuera de la NBA.

Al final, Tonny llegó a la liga menor de baloncesto, donde juegan los novatos que buscan una oportunidad con los equipos grandes de la NBA, con los Maine Celtics.

Firmó su contrato y si bien desde enero de 2023 Tony Snell regresó a la actividad, eso no es suficiente para alcanzar los beneficios del programa de jubilación de la National Basketball Association.

Tony Snell cuenta que no habló hasta que tenía 4 o 5 años, y que se refugió en el baloncesto para dejar de sufrir el aislamiento social que él mismo se autoimponía por sus problemas para relacionarse. Conoció a su actual esposa en una barbacoa organizada por Jimmy Butler, cuando ambos eran compañeros en Chicago Bulls.

«Siempre sentí que era distinto a los demás y sentí alivio cuando me dijeron el motivo», reconoce el jugador.

«No creo que hubiera estado en la NBA si me hubieran diagnosticado autismo a la edad de mi hijo», dijo Snell. «Probablemente habrían puesto un límite o un tope a mis capacidades. No me sorprendió, porque siempre me sentí diferente». le dijo a Today Show.

 Firmar un contrato NBA antes del trade-deadline cambiaría el futuro de Tony Snell 

Su historia dio la vuelta al mundo, pero la fecha límite oficial caducó y Snell no obtuvo ofertas porque su contrato tocaría el impuesto de lujo de las franquicias en la temporada 2023-24. No servía un contrato de 10 días ya que para beneficiarse del plan de jubilación debía estar en una plantilla antes de esa ficha o jugar al menos el 50% de los partidos.

 Ahora debe esperar para completar su décimo curso. Cuando se cumpla el importe de la pensión se eleva más allá de los 200.000 dólares, aunque hasta que el jugador cumpla 45 años de edad no puede empezar a cobrarlo. Si juega al menos tres percibe unos 60.000 anualmente.

A pesar del respaldo del mundo NBA, con la leyenda Charles Barkley exponiendo el caso en televisión: «Solo espero que le fichen. Tiene que ser caro tener a dos hijos en esa situación. Así que lo espero de la NBA. Siempre hablamos de ser una familia», las restricciones económicas de un posible contrato han disuadido a todas las franquicias.

Ver también:  Adam Silver, el MVP de la NBA del que nadie habla

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article