Tomo Otosaka descubrió los hits en América

sellodeportivo
sellodeportivo
0
(0)

Tomo Otosaka debió atravesar el globo terráqueo para encontrar los hits que nunca halló en Japón. América lo descubrió como bateador y se lo ha apropiado.

Apenas .229 conectó Otosaka dentro de la Nippon Professional Baseball hasta su despido, dos años atrás. Las líneas lo esperaban del otro lado del mundo.

El cohetero zurdo nacido en Yokohama entró a este continente por Ciudad Obregón. La temporada 2017-2018 de la Liga Mexicana del Pacífico lo vio promediar .410 en cien turnos para los Yaquis. Si bien falló la campaña siguiente, con .222, Otosaka siguió intentando, ahora en el circuito veraniego. .367 promedió entre Bravos de León y Saraperos de Saltillo durante 2023. “Fue Miguel Ojeda, quien me dirigió en la Liga Mexicana del Pacífico, quien sugirió mi nombre para la de verano”, expone el outfielder a través de su intérprete, Ichiro Koike.

A Venezuela ingresó por Ciudad de México y ahora camina por el paseo de los ilustres, con .341 entre dos campañas con Bravos.

El túnel por el cual Otosaka llegó a Margarita desde México lo cavó el jardinero Ramón Flores. “Éramos competidores por un cupo en el roster de los Diablos Rojos”, relata el patrullero con tatuaje de Grandes Ligas. “Él no hizo el equipo, pero mantuvimos el contacto. Consideré que podía ser rendidor y se lo recomendé a José Manuel Fernández (gerente deportivo de los insulares). Luego le dije a Tomo Otosaka: “¡No me hagas quedar mal!”.

Bravos de Margarita recibe a Tomo Otosaka
Tomo Otosaka / Foto: José Manuel Peñalver – @josempfoto

Tomo Otosaka varió su manera de batear

Otosaka afirma que los traspiés en Japón lo llevaron a cambiar la mentalidad y el swing. “Varié mi manera de batear cuando vine aquí”, puntualiza. “Ahora estoy concentrado en usar todo el cuerpo, vincularlo todo al momento de hacer swing”. Mientras dice eso, muestra también la ubicación de las manos.

Otosaka puso a Flores por catedral como catador de importados. Su estreno como extranjero de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional resultó un éxito rotundo: .333 de promedio, .432 de porcentaje de embasado, .838 de OPS y campeón robador, con 15 estafas.

“Lo que terminó de convencerme sobre él fue un video de Youtube”, cuenta José Manuel Fernández. “Uno prejuzga a los japoneses como tipos serios, inexpresivos. Cuando lo vi volteando hacia su cueva y hacer gestos a sus compañeros después de dar un doble, concluí que engranaría bien aquí”.

“Tomo Otosaka es el tipo de jugador que todos los días hará algo por el equipo”, describe el gerente deportivo de Bravos. “Un ejemplo de eso lo vimos esta semana contra los Tigres de Aragua. Ese día se fue en blanco, pero agarró un boleto, robó segunda y desde ahí anotó con sencillo. Ganamos por una carrera. El boxscore te dirá que no hizo nada especial, pero uno, desde adentro, sabe que fue clave. Y si no es por eso es por un batazo del contrario que él pudo agarrar. Su contribución es constante”.

Este año, como principiante en la Liga del Atlántico, el más adelantado de los circuitos independientes, Tomo Otosaka golpeó para .330, con .441 de OBP luego de 373 turnos, con .848 de OPS. Tan distinto al Otosaka que rebotaba entre la NPB y sus inferiores. “Al principio tenía dudas y preocupaciones sobre venir a América Latina, pero mi decisión fue la correcta”, afirma Otosaka, quien pide permiso para retirarse porque debe prepararse para otro juego en el cual aportó.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article