Super Bowl 58: La “Era” de Mahomes, Kansas City y Taylor Swift

Rowerth Goncalves
Rowerth Goncalves
0
(0)

El Super Bowl 58 fue uno de los más impactantes de los últimos años con unos Kansas City Chiefs que derrotaron, otra vez, a San Francisco 49ers en tiempo extra con pizarra de 25-22 en Las Vegas. Patrick Mahomes lideró al equipo de Missouri que ganan su segundo título al hilo y el cuarto de su historia. Un juego que podría enmarcarse como una “Era” de Taylor Swift, pero acompañada de los Chiefs.

El partido comenzó con una ofensiva de San Francisco que se instaló en zona roja, pero un balón suelto de Christian McCaffrey paró en seco que el equipo de la bahía iniciara con un touchdown. A su vez, la defensiva metió de nuevo en el partido a los 49ers y detuvieron a Patrick Mahomes en solo cuatro jugadas. El cuarto terminó sin anotaciones.

Al inicio del segundo Jake Moody logró un gol de campo de 55 yardas para que San Francisco comenzara a a dominar el Super Bowl. Cuando faltaban 4 minutos para irse al descanso, la ofensiva de 49ers hizo una jugada de pase lateral de Purdy a Jauan Jennings quien terminó con un pase a Christian McCaffrey para anotar el touchdown y Jake Moody consiguió el extra para tener ventaja 10-0.

 Antes de terminar el segundo cuarto Harrison Butker consiguió un gol de campo de 57 yardas (récord en Super Bowl) para abrir el marcador por parte de Kansas City Chiefs y así se fueron al descanso con un touchdown de desventaja.

Todo parecía “Karma” por la derrota que sufrió San Francisco hace 4 años frente a Mahomes y compañia

El Super Bowl se definió por detalles

Tras la presentación de Usher en el medio tiempo volvieron los equipos al campo y la defensa de San Francisco no fue el tótem de la primera parte. En los 15 minutos del periodo Kansas City logró un gol de campo y un touchdown gracias a un pase de Patrick Mahomes y la recepción de Marquez Valdes-Scantiling. Con esas anotaciones los muchachos de Andy Reid se apoderaron del liderato.

Y comenzó a sonar “Look what you made me do”, o en español “mira lo que me hiciste hacer”. San Francisco despertó a la bestia y Kansas City respiraba el aroma de su cuarto título.

El último cuarto inicio, el más parejo de todos. Brock Purdy consiguió a Jauan Jennings en la zona de anotación para retomar el liderato del Super Bowl  y en el punto extra, vino la jugada que a la postre cambió el juego. La defensa bloqueó la patada y no hubo punto extra.

Tras esto Harrison Butker consiguió igualar el marcador con un gol de campo. Luego Moody le devolvió el liderato a San Francisco y cuando faltaba menos de dos minutos para cerrar el partido, Mahomes consiguió al “novio de Taylor”, Travis Kelce, quien entró en zona roja y con 6 segundos en el reloj, Butker empató el partido y lo envió a tiempo extra, todo esto sonaría a “Great War” y sí, había sido una gran guerra hasta ahora.

El tiempo extra

El volado de la moneda premió a San Francisco y tenía la primera ofensiva del tiempo suplementario en el Super Bowl. Para resumir todo como “Long Story Short”, los 49ers lograron anotar un gol de campo para volver a liderar el marcador, pero vendría el momento de Mahomes.

En cuarta y uno (jugada con la que se acababa el partido), Andy Reid se sacó una jugada de su chistera y como los mejores magos de Las Vegas, Mahomes ejecutó de manera increíble y en un acarreo épico le devolvió la fe a Kansas City con un primero y diez.

A partir de ahí Mahomes fue el “better man” del Super Bowl, pases y acarreos hasta llegar a zona roja y con el reloj corriendo, con apenas segundos para sacar la última jugada, el, hasta ese momento dos veces campeón, lanzó un pase a Mecole Hardman para decir “Closure”, “End Game” y coronarse por tercera vez en cuatro años campeón del Super domingo.

Un final de antología, un Travis Kelce dándole un beso a Taylor Swift y una historia de amor que continúa y que se convierte en una de las eras más importantes de la NFL, a la altura del Pittsburgh de los 70, del San Francisco de los 80 o del New England del siglo XXI. En lo individual Patrick Mahomes ya puede entrar en la conversación de quien es el mejor de todos los tiempos y esperamos que las “swifties” hayan disfrutado de un momento canónico que podría ser contado en un disco de la estrella pop.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article