Suns igualó la serie con su dúo y una polémica de Jokic

Gerardo Diaz
Gerardo Diaz
0
(0)

Devin Booker y Kevin Durant, de los Phoenix Suns, volvieron a brillar para llevarse la victoria ante unos Denver Nuggets muy dependientes de la figura de Nikola Jokic. De esta manera, la serie regresará al Ball Arena igualada a dos triunfos por lado y con la incógnita de si suspenden o no al serbio.

El dúo de los Suns se combinó para 72 puntos y dos dobles – dobles (36 unidades y 11 rebotes para KD y 36 puntos y 12 asistencias para Booker) para asegurar el triunfo con pizarra de 129 – 124.

La ofensiva de los dirigidos por Monty Williams está fluyendo muchísimo mejor sin Chris Paul, algo que resulta bastante extraño. Antes de la lesión de CP3 (segundo juego), el equipo no había llegado siquiera a los 100 puntos anotados y todo en ataque se centró en lo que podía generar Booker.

Ahora sin Paul en cancha, el que funge de base es DBook y el anotador es Durant. ¿Cuál es el resultado de esto? KD recibe más atención de la defensa rival por su gran capacidad de anotación. Si él ataca, los defensores se cierran… lo que se traduce en triple de Booker, por ejemplo, algo que se vio en repetidas ocasiones. 

Del otro lado se vio una exhibición espectacular de Nikola Jokic: 53 puntos, 11 asistencias y cuatro rebotes. El serbio mostró, tal como lo dijo en una reciente comparecencia con la prensa, que él decide cuándo anotar como principal herramienta de su juego o asistir.

Polémica de Jokic con el dueño de los Suns

Durante las acciones de juego se vio a un Nikola Jokic frustrado con la actuación de sus compañeros y cómo estaba yendo el juego. De hecho, tuvo un encontronazo con el dueño de los Phoenix Suns, Mat Ishbia, quien se encontraba en primera fila.

Esto sucedió en el segundo cuarto del partido. La pelota salió por banda y le cayó en las manos a Ishbia, hasta aquí todo bien. Sin embargo, Jokic trató de quitarle el balón al propietario de los Suns y este se negó, lo que terminó con el serbio dándole un codazo.

El empresario y dueño de los Suns exageró el contacto, cayó al suelo y se desató la trifulca. Los árbitros revisaron la acción y decidieron pitarle una falta técnica a Jokic para reanudar el juego. Quedará pendiente saber si la NBA multa al jugador por su reacción.

Tanto el dos veces MVP como su entrenador, Michael Malone, comentaron a la prensa que lo sancionado por los árbitros no tenía el más mínimo sentido porque Jokic solo reaccionó y no fue el promotor del descontrol.

“(El árbitro) me dijo que di un codazo al fan, pero él puso su mano en mí primero. Pensaba que se suponía que la liga nos protege… Él influye en el juego. Pienso que le deberían haber echado”, explicó el jugador.

“Es una locura que Nikola recibiera una falta técnica. Él va a coger la bola y algún fan agarra la bola como si él quisiera ser parte del juego”, dijo Malone.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article