Sofyan Amrabat, de infiltrarse a secar el mediocampo de España

Luis Vilchez
Luis Vilchez 07/12/2022
Sofyan Amrabat, de infiltrarse a secar el mediocampo de España
El volante de la Fiorentina es uno de los nombres propios del Mundial / Cortesía

Previo al partido entre España y Marruecos, el volante «5» Sofyan Amrabat era una seria duda por molestias en la espalda. Pero el mediocampista de la Fiorentina (Italia) forzó y logró llegar para el encuentro. Con el antecedente de haber secado a Luka Modric y Kevin de Bruyne, Amrabat repitió la dosis contra Pedri y Gavi, los dos últimos Golden Boy.

“¿Mis problemas de espalda? Mi presencia en el campo era una incertidumbre. Hice todo lo que pude con el fisioterapeuta hasta las tres de la mañana. Jugué después de una inyección, no quería defraudar a los muchachos ni a mi país. Estoy muy feliz y orgulloso”, confesó Amrabat para NOS Sport. No de gratis L’Équipe dijo que tenía «tres pulmones» y La Gazzetta escribió que era «un muro». Infiltrado y todo, el «4» de Marruecos estuvo en todos lados y ganó los siete duelos que tuvo en el suelo, aparte recorrió 14.86 kilómetros en 20 minutos. Una bestia.

Números que los ratifican como el mediocentro del Mundial son: pases completados (118 de 133), un total de 24 balones recuperados y cinco pases interceptados. Es el líder en todos esos rubros de los «Leones del Atlas». Si el equipo de Walid Regregui solo ha encajado un tanto (auto gol de Naif Aguerd), en gran parte es por la labor de Amrabat.

Amrabat brilla entre los talentosos

La selección de Marruecos cuenta con esos fantasistas propios de la región del Magreg, como Hakim Ziyech o Sofiane Boufal. Con dos cañones como laterales, Achraf Hakimi y Noussair Mazraoui. Incluso con dos cetrales sello Premier League: Naif Aguerd y Romain Saiss. Pero el que articula todo es Amrabat. «Viajé a Florencia y le dije: ‘Mi Mundial depende de ti’. Si no se llamara Amrabat, estaría en un club europeo de primer nivel», confesó Regragui sobre la inclusión del volante.

El DT de Marruecos agregó: “Es nuestro primer atacante y nuestro primer defensor”. En España era conocido su hermano, Nordin, que jugó con Málaga y Leganés. Sin embargo, ahora el Amrabat que quedará grabado a fuego será Sofyan. Incluso por los memes, algunos que han levantado polvareda. Un volante que le costó 19,5 millones de euros a la Fiorentina del Hellas Verona y del que se habla que Liverpool estaría dispuesto a desembolsar 30 millones por su fichaje.

Nació en Huizen, Países Bajos, pero los niños que sueñen con ser futbolista en Casablanca o al país que hayan migrado sus padres, tendrán un poster o en el fondo de la pantalla de su teléfono de Amrabat. Ídolo de una generación que escucho los cuentos de sus padres y abuelos, sobre la plantilla que llegó a octavos de final en México 1986. Esta camada los superó.

Otro hijo de la migración

En los 120 minutos mandó Amrabat, oriundo de suelo neerlandés. Pero en los penales gobernó Yassine Bounou, que nació en Canadá. Este guardameta vivió hasta los tres años en el país de la hoja de maple, luego su familia regresó a Marruecos. En el país de su ascendencia creció en el Wydad Casablanca e incluso jugó una final de la Champions africana. De ahí dio el salto al Atlético de Madrid, donde aprendió a hablar español con acento argentino, por el cuerpo técnico de Diego Simeone.

Su multiculturalidad es tal que es hincha de River Plate. Con lo colchoneros no tuvo muchas opciones, pero se asentó en la élite con Girona. Luego se marchó a Sevilla donde ganó la Europa League. «Fue de compartir, de estar fuera con un balón en los pies. En mi barrio, en Casablanca, jugábamos en un parking. Una portería estaba hecha con dos papeleras y como no había larguero, prohibíamos chutar con otra cosa que no fuera el interior; la otra la pintamos en la pared y ahí sí podíamos pegarle fuerte», explicó Bono, en El Pais, sobre su infancia.

La clave para los hijos de la migración ha sido curtirse en Europa y no bañado en los petrodólares. «Cuando el jugador marroquí destaca, tiene ofertas económicas muy grandes de países árabes. ¿Para qué venir a la Segunda española y ganar menos? Yo aposté por el fútbol, por mi carrera antes que por el dinero fácil. También era canadiense y quizá eso me ayudó a mezclarme con la sociedad, con la gente. No me quedo en casa ni me encierro, que en general es lo que pasa con el jugador africano. No sé si por el idioma, pero pasa», dijo «Bono», al diario español. El portero y Amrabat, la grandes figuras de Marruecos.

noticias deportivas en Venezuela – sello deportivo

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article