Salvador Pérez conectó su jonrón 200 como receptor y se unió a un reducido grupo histórico

sellodeportivo
sellodeportivo
Foto: Getty Images
5
(2)

Salvador Pérez parece haberse sacudido definitivamente el letargo ofensivo que le acompañó desde finales de mayo. El lunes conectó jonrón por segundo juego consecutivo, en el triunfo de los Reales de Kansas City 5-3 sobre los Guardianes de Cleveland, en el Progressive Field, y llegó a cifras redondas en su carrera.

Pérez, de 33 años de edad, y en el careo 1.119 detrás del plato en su trayectoria de 12 campañas en las Grandes Ligas, disparó su estacazo 200 como receptor, de acuerdo con los registros de Baseball-Reference.

De esa forma, se convirtió en el decimocuarto careta que compila una doble decena de vuelacercas o más en su travesía como ligamayorista. La lista absoluta la lidera el miembro del Salón de la Fama Mike Piazza (396), mientras que entre latinoamericanos la encabeza Iván Rodríguez (304), seguido por los también boricuas Jorge Posada (246), Javy López (243) y Benito Santiago (213).

El cuadrangular del carabobeño fue el 240 vitalicio, contando los 38 como bateador designado y los dos como primera base en sus registros.

Salvador Pérez, entre los mayores jonroneros

Por si fuera poco, el valenciano subió al podio entre los cátchers (como posición primaria) con mayor cantidad de bambinazos en la Gran Carpa desde el año 2000. Igualó a Posada (240) y quedó sólo detrás de Brian McCann (282) y al también criollo Víctor Martínez (246), según ESPN Stats & Info.

«Cada vez que ganamos y pego un jonrón, me siento mejor», admitió Salvador Pérez a MLB.com tras el primer encuentro de una serie de tres juegos contra Cleveland. «Si pego un jonrón y perdemos, no se siente tan bien».

Para el oriundo de La Bocaína fue su vuelta al cuadro número 17 en el ruedo, la mayor cantidad en la Liga Americana e igualado con Sean Murphy (Bravos de Atlanta) con la segunda mayor cifra de Las Mayores, sólo detrás del guatireño Francisco Álvarez (Mets de Nueva York), quien acumula 19.

Su línea ofensiva en el certamen quedó en .246/ .287/ .725, un poco inferior a la vitalicia de .267/ .300/ .761, en gran medida por el bajón que sufrió en junio (promedio de .185) y buena parte de julio.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article