Ramón Flores se afianza como símbolo bravo

Foto: Prensa Bravos

Lo que no sucedió en toda la temporada anterior, lo hizo posible Ramón Flores apenas al tercer juego de Bravos de Margarita en la campaña 2022-2023. Cinco hits conectó el barinés frente a Caribes de Anzoátegui, en la derrota 3-2 del martes en el Estadio Jorge Luis García Carneiro de Macuto.

Ningún toletero del circuito alcanzó dicha cifra de imparables en un solo juego durante la zafra pasada, pero el actual Campeón Bate acabó con el vacío estadístico muy temprano en el actual certamen. De esa forma, Flores se convirtió en el segundo integrante de la tropa bravía en lograrlo, tras Eliezer Alfonzo ante Leones del Caracas el 23 de octubre de 2014, de acuerdo a reporte de prensa de la escuadra insular.

El guardabosque se ha convertido en el emblema del equipo furioso. El hecho de que haya sido el pelotero sentado a la derecha del gerente general, Yves Hernández, durante la presentación de la temporada en San Joaquín es un gesto mucho más allá de lo simbólico.

«Pasé casi todo el año hablando con la gerencia», confesó Ramón Flores aquella mañana sobre ese rol de liderazgo que le han otorgado desde el alto mando. «Necesitamos dar ya el paso extra, nos hemos quedado los últimos dos años a un paso mínimo. Esta temporada no me gustaría ser refuerzo otra vez, quiero pasar el Round Robin con mi equipo. Tenemos el talento y las ganas».



Flores llegó a la organización en 2018 desde Tigres de Aragua, con un cambio que llevó al receptor Omar Narváez al cuadro bengalí, pero no fue hasta la 2020-2021 que se estrenó con el uniforme isleño.

Se hace sentir desde el principio

Durante su primera estancia con Bravos, Ramón Flores se alzó con el Premio al Productor del Año, convirtiéndose en el primer jugador en la historia de la franquicia que alcanzó el reconocimiento, luego de batear 42 incogibles, entre ellos 12 extrabases, con 31 carreras anotadas y 28 empujadas, además de una excelsa línea de .323/.421/.492.

Para el segundo curso (el anterior) subió la apuesta y se proclamó como quinto monarca de bateo de la pelota rentada por encima de .400 (terminó en .416) con un mínimo de 120 turnos oficiales. Su OPS de .1.097 fue el segundo mejor, solo detrás de Niuman Romero (1.113) y los 41 boletos negociados fueron la máxima cifra del ruedo.

Flores se ha transformado en lo que se conoce como un «bateador profesional», capaz de batear para promedio, con disciplina en el plato y con un poder ocasional que le mantiene en el medio del lineup que para la presente travesía arma el manager Luis Dorante.

Su primera experiencia de verano boreal fuera de Estados Unidos (Ligas Menores, Grandes Ligas y circuitos independientes) prosiguió el ritmo de sus recientes actuaciones en la LVBP. Debutó en 2022 en la Liga Mexicana de Beisbol con los Diablos Rojos del México, allí exhibió exorbitantes promedios de .382/.455/.583 en 78 careos.

«Significó mucho ir a México y jugar con el equipo más importante de la liga. A nivel de afición, se meten mucho en el juego. Superar todos esos obstáculos y convertirme en uno de los referentes fue fundamental», expresó Flores al departamento de prensa insular cuando se reportó a la pretemporada. Y es que, Flores, parece haber desarrollado una capacidad de liderazgo y desempeño en cualquier destino que vale la pena disfrutar.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article