Un PSG acéfalo busca un nuevo guía en los banquillos

sellodeportivo
sellodeportivo
El DT español, Luis Enrique, es uno de los principales candidatos para el club parisino / cortesía
0
(0)

Otro experimento fallido para PSG y la fuerte inversión de Qatar, en su afán de colar a los parisinos en la mesa de los aristócratas de fútbol europeo. Fallaron en la Champions League, ante Bayern Múnich, y en las Copas Francia, versus Marsella. Intentaron cambiar la fórmula de entrenadores de renombre por uno disruptivo en Francia: Christophe Galtier.

El campeón de la Ligue 1 2020-21 con Lille es soldado que tiene su sentencia firme. Al finalizar el curso, Galtier irá al paredón de fusilamiento y le cederá paso a otro. No importa que logre el el undécimo título de liga para ser los mayores ganadores del balompié galo.

El cuadro de París se ha transformado en una trituradora de entrenadores. Entre los nombres de estrategas que suenan para tomar este sartén sin mango e hirviendo es Luis Enrique Martínez. La información la adelanto el diario Le Parisien. ExDT del Barcelona, con el que consiguió un triplete, no tiene chamba desde su salida de la selección de España, tras caer en octavo de la Copa del Mundo ante Marruecos. Previamente llevó a la Roja a las semifinales de la pasada Eurocopa. El asturiano cuenta con el pulgar arriba de Luis Campo, director deportivo, Nasser Al-Khelaifi, presidente, y Qatar.

image 32
Un PSG acéfalo busca un nuevo guía en los banquillos 4

Su estilo de juego ofensivo recuerda a lo planteado por Thomas Tuchel y Laurent Blanc, en sus pasos por PSG. De ahí la confianza y la posibilidad de ganarle a Chelsea su pulseada. En otrora, el español ha mencionado que quiere dirigir en la Premier League; sin embargo, los Blues no participarán en competiciones europeas.

En el desfile de nombres, el medio RMC reveló el interés en la figura de Xabi Alonso, tras un buen andar con Bayer Leverkusen en Bundesliga y Europa League. También han sonado los nombres de José Mourinho, Thiago Motta y Marcelo Gallardo.

PSG en medio de una tormenta

PSG es un club confundido. Su identidad se ha difuminado con la llegada de de la inversión catarí. En el Parque de los Príncipes están los turistas, que pagan precios exorbitantes por ver a Lionel Messi, Neymar y Kylian Mabppe. Por otra parte están los hinchas de toda la vida, desconectados de su club, que pitan a unos ídolos que todos anhelarían en sus elencos. Los tildan de mercenarios. La queja no es solo con los futbolistas, sino también contra el presidente Nasser Al-Khelaifi. Aparte de la incomodidad por la intención de abandonar su hogar y la posibilidad de mudarse al Stade de France.

La obsesión por la Champions no ha traído buenos resultados en una institución que en el pasado había alzado trofeos, pero nunca había estado en la vanguardia. El dinero no lo puede cambiar todo de golpe y porrazo. La alegría de los primeros días se ha resquebrajado. «Ni siquiera en París, ciudad embrionaria de la Copa de Europa, pero donde el PSG, alumbrado anteayer (1970), aún es visto como un advenedizo con más pasta que raíces entre la gran nomenclatura del fútbol mundial», escribió en una columna José Samano, de El País (España).

El texto que titula «Pobre rico PSG», culmina: «A Qatar no le basta con el fundamentalismo financiero. El fútbol no es un pozo petrolífero. Tiene alma, cepas propias, códigos singulares. Nada de ello se puede comprar a toca teja. De lo contrario puede resultar tan ortopédico como este proyecto globettroters de un PSG sin testamento. Ni siquiera al Real Madrid, el más legendario de los legendarios, le resultó fetén su galaxia. O a los totémicos Lakers, que en el curso 2003-2004 subordinaron para nada a Kobe y Shaquille con Gary Payton y Karl Malone». El DT que llegue tendrá que caminar en medio de ese incendio.

YouTube player

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article