Primer mes de más valioso para un Acuña Jr. sediento del gran premio

Andres Espinoza
Andres Espinoza
The Associated Press
5
(2)

Cuando Ronald Acuña Jr. se rompió los ligamentos de su rodilla derecha mientras intentaba realizar una jugada en los jardines durante la temporada 2021, básicamente todos los expertos en la materia señalaban al venezolano como el candidato principal al Jugador Más Valioso en la Liga Nacional. Tras el primer mes de la presente contienda, con un jardinero de los Bravos de Atlanta nuevamente saludable, esos expertos parecen apuntar en la misma dirección.

Y es que desde su arribo a las Grandes Ligas en 2018, Acuña Jr. se ha presentado como un potencial ganador de múltiples MVPs si la salud lo acompaña. En esa zafra de estreno, el criollo finalizó duodécimo en la votación y se coronó como el Novato del Año en el viejo circuito. En la contienda siguiente, culminó quinto en la carrera por el más valioso y recibió su primera invitación al Juego de Estrellas y su primer Bate de Plata.

La recortada contienda de la pandemia en 2020 no fue la excepción. Un saludable patrullero criollo obtuvo una nueva invitación al «Clásico de Mitad de Temporada» y al igual que en su año de debut, recibió la cantidad de votos suficientes como para quedarse con la duodécima casilla en la carrera por el MVP.

Indetenible en abril:

Hasta ahora en el vigente torneo, no hay duda alguna de que la «Bestia» ha sido el mejor toletero de la siempre temible alineación de los Bravos. Acuña Jr. amaneció este lunes con 38 indiscutibles en 2023, la mayor cantidad entre los paleadores de su club y con 12 de ventaja sobre sus más cercanos seguidores, el camarero Ozzie Albies y el primera base Matt Olson.

Asimismo, el oriundo de La Sabana también comandaba a los bateadores de su combinado en carreras anotadas (23), dobles (9), bases robadas (14), promedio (.352), OBP (.440) y OPS (.986).

Sin embargo, es posible que algo que no esté recibiendo tanta atención, aunque sea igual de importante, sea la disciplina en el cajón de bateo. Su actual tasa de ponches es de 14.4%, una cifra que está muy por debajo de la marca promedio en su trayectoria como ligamayorista (24%).

Lo que ha sorprendido a muchos ha sido el hecho de que Acuña Jr. solo disparó cuatro bambinazos durante el mes de abril, a pesar de que no hay duda alguna de que está entre los peloteros que han conectado la bola con mayor solidez hasta ahora.

Máquina de cañonazos:

El guardabosques se posiciona en el percentil 98 en velocidad de salida promedio de sus conexiones y velocidad máxima de salida, según Baseball Savant. Además, también se ubica en el percentil 96 en batazos contundentes y 84 en barrel%.

Es posible que la falta de bambinazos frecuentes hasta la fecha se deba a una reducción en el ángulo de salida de su swing, pero con la contundencia con la que Acuña Jr. está sacudiendo la pelota por estos días, es realmente complicado visualizar una temporada que no incluya una cantidad más que respetable de conexiones de largometraje.

Al final, con o sin muchos jonrones, el primer mes de temporada que registró la estrella guaireña tiene a muchos aficionados de los Bravos entusiasmados con lo que podría ser la línea final de un Acuña Jr. saludable y con los conocimientos y la experiencia que ha ganado en su primer lustro en el mejor béisbol del mundo.

Si con la inexperiencia que tenía en sus dos primeras temporadas en la gran carpa logró convertirse en una pesadilla para los lanzadores rivales, al igual que durante una extraña y reducida contienda de 2020, Acuña Jr. parece listo desde hace rato para mostrar su versión definitiva. En 2021 la lesión lo impidió y en 2022 las secuelas de su cirugía todavía jugaron un papel fundamental.

Ahora, la temporada de MVP luce inminente.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article