Ohtani con Japón: el Unicornio deslumbró

Jose Angel Rodriguez
Jose Angel Rodriguez
Foto: MLB.com
5
(1)

El Grupo B del Clásico Mundial de Béisbol 2023 inició en Tokio y la gran atracción cumplió: Shohei Ohtani con Japón fue un unicornio. ¿Eso qué significa? ¿Por qué ahora se lee con tanta frecuencia ese término? Bueno, porque la otra forma de referirse a él sería como una anomalía en la matrix. De cualquier forma, significaría lo mismo. El beisbolista más sorprendente en los últimos 100 años, comandó a la selección nipona en el triunfo 8-1 ante China.

Ohtani lanzó cuatro sólidas entradas de solo un hit permitido, con cinco ponches propinados, para anotarse la victoria. Y al bate, se fue de 4-2 con un doble, dos carreras empujadas, una anotada y un par de boletos negociados. Es decir, Ohtani fue Ohtani, esta vez por primera ocasión con el uniforme de su país, ante 41 mil 616 aficionados en el Tokyo Dome, y en el mayor certamen de representaciones nacionales en el béisbol.

La oportunidad fue propicia para denunciar un crimen, porque Ohtani y el resto de escopeteros anfitriones enfrentaron a una toletería que, en su mayoría, no juega desde el año 2019, debido a las restricciones de la pandemia en territorio chino. ¿El resultado? El que en teoría es el mejor cuerpo de pitcheo del torneo, solo recibió tres imparables. Y aún más sorprendente: los serpentineros nipones recetaron a 17 rivales. Una barbaridad.

La ofensiva samurai disparó discreta cantidad de nueve incogibles, pero exhibió paciencia zen al negociar 16 bases por bolas. Lars Nootbar duplicó en cuatro turnos, con dos pases por la registradora, Takuya Kai empujó dos rayas y Shugo Maki conectó jonrón solitario, para complementar la actuación de la estrella de los Angelinos de Los Ángeles

El preámbulo de Ohtani con Japón, triunfo de Australia

Un jonrón de tres carreras de Robbie Glendinning en el séptimo episodio dio la vuelta a la pizarra 5-4 a favor de Australia, y Robbie Perkins repitió la escena, con otro batazo en el octavo, para guiar la sorpresiva victoria de Australia 8-7, frente a Corea, en el careo que abrió la cartelera en la capital japonesa.

De acuerdo a un dato del periodista de Michael Clair, para MLB.com, se trató de la primera conquista australiana ante una selección perteneciente al top 10 del ranking mundial (los coreanos son cuartos), desde que lo hicieran en 2009, frente a México (octavos).

Hasta el inicio del quinto inning, Australia se estaba combinando para lanzar sin hits con las labores Jack O’Loughlin y Mitch Neunborn. Sin embargo, el racimo de tres anotaciones de los asiáticos en ese momento, requirió de la histórica reacción.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article