Noel «Chita» Sanvicente y su balance en Zamora

Luis Vilchez
Luis Vilchez 01/11/2022
Sanvicente
El DT cerró su segundo ciclo en la Furia Llanera / Cortesía Liga Futve

Noel Sanvicente siempre será recordado como el entrenador que cambio la historia de Zamora. En su primer ciclo ganó dos estrellas. Su regreso llenó de ilusión a la afición de la «Furia Llanera». El objetivo era claro: volver a competir por la estrella. En la fase regular lo logró y quedo líder con 55 puntos. Los llaneros eran el equipo más intenso de la Liga Futve con un tridente en ataque temible: Erickson Gallardo, Danny Pérez y Antonio Romero, este último con números de jugador más valioso del curso. Pero en las oficinas la situación era diferente y la relación se desgastó.

«Desde que llegamos a Zamora nos pusimos la meta de recuperar el valor del equipo y dejarlo instalado en la competición internacional. Y siempre con el foco puesto en desarrollar las categorías menores para mejorar su nivel competitivo. Por eso, me llena de orgullo ver a todos los chamos clasificados a las instancias decisivas de la Liga Futve Junior. Trabajamos comprometidos con el propósito y lo logramos», explicó Sanvicente en su despedida. En una campaña que chocó con la realidad de un cantera mermada por la pandemia y las malas decisiones. Una anomalía no ver a «Chita» sacar a la palestra un joven maravilla como en su momento hiciera con Jhon Murillo. Pero sí los clasificó a la Libertadores.

Se quedaron sin piernas

La final cantada para muchos era Zamora y Metropolitanos, en La Carolina. Todos los caminos indicaban definición por la estrella en Barinas hasta la jornada 6 del «G4». Ahí sucedió la hecatombe. El equipo más dinámico del balompié criollo se quedó sin gasolina ante Carabobo. El reclamo de Sanvicente de no poder fichar en la mitad del campeonato retumbó. El resto sí potenció sus plantillas y «Chita» tuvo que hacer de tripas corazón, para sostenerse.

A pesar de las dudas en la retaguardia, los llaneros fueron el equipo que menos goles encajó durante todo el año (30) junto a Carabobo. Una cifra que pudo ser más contundente si los granates no profanaban La Carolina con cuatro tantos, al cierre de la fase final A. Un empate le servía a Zamora para ir a la final, siempre y cuando Monagas no hiciera una goleada de escándalo a Metropolitanos. A Sanvicente se le escapó en el último suspiro la posibilidad de luchar por su novena estrella.

Ciertamente, no pudo promover ningún talento joven de la cantera. Más allá de potenciar a Mauricio Márquez, que demostró estar aún verde para asumir el reto de ser el «9» de un elenco que lucha por la estrella. Pero relanzó las carreras de Romero y Gallardo, que estaban desviadas. Incluso «Meteoro» regresó a la selección nacional. Llevó a un altísimo nivel al panameño Jovani Welch, digno de un llamado de su combinado patrio. Consolidó en primera a: Yanniel Hernández, José Pilar Velásquez, Diego Luna y Albert González.

Sanvicente, un viejo anhelo de Puerto Cabello

Más allá de rumores con poco fundamento de una posibilidad en Colombia, todo indica que Noel Sanvicente seguirá su camino en Carabobo. Más precisamente en la Academia Puerto Cabello. «Chita» es un viejo anhelo de la directiva porteña y está vez van a poder cumplir con sus deseos. Un equipo con las cuentas en orden, capacidad de fichar jugadores de renombre, infraestructura (cancha propia y múltiples sedes para entrenar), buenas asistencias y un cantera rendidora. Todas las herramientas para que el oriental haga su magia.

Sorpresivamente, los porteños se despidieron de Juan Domingo Tolisano, quien le cambió la cara al equipo. Los sacó del descenso y lo puso a soñar con el «G4», tras un invicto de nueve cotejos de los cuales los últimos seis se contaron con victorias. Luego de lograr clasificarlos a su segunda competición internacional y con contrato vigente, la única explicación que se le encuentra es una apuesta todo o nada por firmar a Noel Sanvicente.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article