LVBP diseña un calendario más corto para la próxima temporada en caso de necesidad

sellodeportivo
sellodeportivo
Juan Carlos Escobar, Giuseppe Palmisano y Rafael Gruszka / Foto: Nikole Giménez
4.5
(47)

Giuseppe Palmisano, presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), se resiste a achicar la temporada 2023-2024, a menos que las circunstancias obliguen. En ese caso, se prepara una hoja de ruta que incluye un calendario con menos juegos. “Nos negamos a retroceder y estamos seguros de que no retrocederemos”, ha dicho la máxima autoridad del circuito.

Pero si los ingresos se quedan cortos, la LVBP tendrá que avenirse a un plan de ajuste.

El norte de la Liga es desarrollar el torneo 2023-2024 con 56 juegos por equipo, tal como en la campaña anterior. Ese itinerario marca como punto de partida el 21 de octubre. Ahora bien, si las entradas previstas resultan insuficientes para costear un campeonato de ese tamaño, los diseñadores del calendario ajustan una ruta alterna con 49 encuentros por club. En ese caso, la refriega comenzaría hacia el primero de noviembre. Un escenario como ese haría inviable la retoma del programa antidopaje que se aprobó durante la Convención Anual llevada a cabo el mes pasado en Panamá.


Lee también: Serie del Caribe 2024 le dará la bienvenida a febrero, con dudas despejadas


Palmisano insistirá en el programa más ambicioso, con 56 compromisos por participante, Programa Antidopaje y sistema TrackMan para estadísticas avanzadas. Si las fuentes de financiación resultan insuficientes, la Liga se verá forzada a moderar sus expectativas.

A la LVBP aun le queda un hijo huerfano: Bravos

La estrechez económica no es el único problema que debe encarar la LVBP para redondear la próxima temporada. Mientras el estadio Monumental de Caracas Simón Bolívar se abrirá para los Leones del Caracas, el Nueva Esparta se cierra para Bravos de Margarita en la 2023-2024. Giuseppe Palmisano ya se resignó. “No está en condiciones”, dijo este miércoles durante la rueda de prensa en la cual se oficializó la mudanza del Caracas a La Rinconada. “Estamos evaluando la posibilidad de que Bravos comparta el Universitario con Tiburones de La Guaira, sin olvidarnos de Macuto. Existe la propuesta de que ocho de los juegos de Bravos y Tiburones como home club se desarrollen allá. Serían 16 partidos en ese excelente estadio”.


¡Apuesta y gana con Carlos Valmore Rodríguez en Sella tu Parley! ¡Haz click aquí!


En la LVBP hacen votos porque, para la campaña 2024-2025, al estadio Nueva Esparta de Margarita le inyecten el millón de dólares que se necesita para rescatar un escenario que se está desmoronando. Hasta ahora, nadie se ha mostrado dispuesto a hacer esa inversión.  

Las nuevas reglas MLB

Todo indica que, sea largo o corto, el torneo 23-24 se mantendrá observante de las nuevas reglas aplicadas por Major League Baseball: cronómetro para pitchers y bateadores, regulación de los virajes por parte de los lanzadores, agrandamiento de las almohadillas y prohibición de las llamadas formaciones defensivas especiales. Para la implementación de los relojes ya se pagó 20% del costo total. Eso va.

¿Y la venta de La Guaira?

Todavía hay interrogantes sobre el proceso de venta de los Tiburones de La Guaira. Al menos ante la opinión pública, sigue su curso. Se daba como un hecho que, una vez terminada la Serie del Caribe, el comprador aparecería con todas sus letras, sobre todo la «i». Eso fue en febrero. Ya casi llega agosto y dentro de la organización todavía se refieren al traspaso accionario como un procedimiento aún inconcluso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 47

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article