Luis Arráez: «Quiero terminar mi temporada jugando»

sellodeportivo
sellodeportivo
Luis Arráez / Foto: Miami Herald
0
(0)

Por segundo juego consecutivo Luis Arráez no estuvo en el lineup de los Marlins de Miami, aquejado por un esguince en el tobillo izquierdo. La lesión sufrida en la práctica previa al encuentro del martes contra los Mets de Nueva York, en el loanDepot Park, ocurrió en un momento álgido tanto en lo individual, como en lo grupal para el venezolano.

El yaracuyano amaneció el miércoles con promedio de .354, 17 puntos más que su más inmediato perseguidor en el liderato del departamento en la Liga Nacional (y en Las Mayores), su connacional Ronald Acuña Jr. A falta de 10 compromisos para el final de la temporada regular, el campeonato de bateo no le importa menos que la posibilidad de disputar los playoffs con el equipo floridano, que inició la jornada a medio juego de distancia de los Cachorros de Chicago por el tercer y último cupo vía comodín.

«Yo no quiero lesionarme. No quiero lastimarme el tobillo, mucho menos el izquierdo, que uso para batear. Ocurrió justo cuando estaba viendo bien la bola, dando hits y jonrones», dijo Arráez al periodista Daniel Álvarez-Montes de El Extrabase, luego del desafío del martes frente a los metropolitanos. «Quiero terminar sano mi temporada. Quiero terminarla jugando, porque muchas personas decían (el año pasado) que yo me estaba sentando (para preservar el promedio de bateo), pero no fue así».

El intermedista de 26 años de edad se lastimó al ir en búsqueda de un rodado del mánager Skip Schumaker alrededor de la segunda base. No pudo tomar la bola y la pisó accidentalmente, luego de haberla dormido con el guante.

Un dolor inoportuno para Luis Arráez

El habilidoso bateador zurdo mantiene una cadena activa de nueve careos con al menos un incogible. Durante el período, exhibió astronómica línea ofensiva de .410/ .410/ .744, con 16 inatrapables, entre ellos cuatro vuelacercas y un doble, además de seis carreras empujadas y ocho anotadas. Todo eso, a pesar de disputar algunos desafíos ya con otras dolencias, más llevaderas que la actual.

«Desde la pretemporada, si me doy un foul en el pie salgo a jugar, así sea cojeando. Jugué en Washington (a inicios de mes) con un pie hinchado, nadie lo sabía. Por suerte conecté jonrón y no tuve que correr tan duro, porque no podía», relató Luis Arráez. «Simplemente soy uno de los jugadores que sale a guerrear las 24 horas del día, los siete días de la semana».

El hecho de que no haya sido inscrito en la lista de incapacitados ya parece indicar una buena señal, en torno a cuando pudiera volver a la acción. Los Marlins descansarán el jueves, así que pudiera tener hasta tres días de descanso, antes de una eventual reaparición en la serie del fin de semana, a partir del viernes, contra los Cerveceros de Milwaukee.

Arráez acumulaba cinco cuadrangulares en septiembre, antes del percance. Esa es la mayor cantidad de estacazos que disparó esta contienda en un mes calendario (compila 10 en la zafra).


¡Apuesta y gana en Sella tu Parley! Obtén 50% de descuento en tu primer depósito. ¡Haz click aquí!


¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article