Frank Valdez, el arquitecto detrás del título de bateo de Luis Arráez

César Sequera
César Sequera 06/10/2022
Luis Arráez
Luis Arráez se quedó con la corona de bateo. Foto: @Twins

Normalmente detrás de una destacada temporada como la de Luis Arráez hay un proceso de preparación especial. Porque el talento superlativo del jugador de los Mellizos de Minnesota no basta, especialmente a estar en las Grandes Ligas, circuito en el que hacen vida los mejores beisbolistas del mundo. Es ahí donde entra Frank Valdez.

Frank, ¿quién? Ese nombre no está asociado con los Mellizos u otra organización de las mayores. Sin embargo, es una persona con mucha importancia en el título de bateo de Arráez y uno de los responsables de que el criollo evitara la primera triple corona ofensiva en las Grandes Ligas desde que la consiguió Miguel Cabrera en 2011.

Frank Valdez es un instructor de bateo privado que radica en Miami y que ayuda a varios jugadores de las Grandes Ligas a perfeccionar su mecánica. Nelson Cruz es uno de los discípulos de este coach y, desde finales de 2021, Luis Arráez se unió a su cofradía. La decisión de contactarlo era sencilla y complicada al mismo tiempo: transformarlo en un bateador más completo y no solo uno que hace mucho contacto.

La tarea fue aceptada por un dominicano de 53 años que solo tuvo 11 años como profesional, nunca llegó a las Grandes Ligas y que dejó promedio vitalicio de .290 en todos los niveles que jugó. Pero con una metodología exitosa y que cada vez tiene más adeptos. Además, si alguien como Nelson Cruz le dio la confianza de refinar su swing, valía la pena intentarlo.

Luis Arráez junto a Nelson Cruz en las instalaciones de Frank Valdez. Video: fvbaseballtraining

Lo primero que notó Frank Valdez era que Luis Arráez necesitaba fortalecer sus piernas, el almacén de la fuerza de un bateador. Rápidamente preparó un plan de trabajo para que su físico tuviera la potencia suficiente para generar más poder. Luego corrigió la postura de los hombros que estaban más arriba de lo que deberían y le impedían al venezolano para elevar el swing, además de fallar envíos que se quedaran en el centro de la zona.

“Espero convertirlo en un mejor bateador, uno más completo”, dijo Valdez a The Athletic antes de iniciar la zafra de 2022. “Porque Luis hace mucho contacto. Podemos aprovechar la cantidad de contacto que hace y encontrar algunas opciones en las que pueda elevar algunos lanzamientos y hacer un par de cosas de manera diferente”.

La verdad es que sí, Luis Arráez es un experto en chocar la pelota, aunque tenía problemas para convertir esos golpes en conexiones fuertes. Desde que llegó a las Grandes Liga en 2019, Arráez hizo contacto el 92.6% de las veces que hizo swing, el mejor entre todos los bateadores de las Grandes Ligas y se ponchó solo un 8.4% de sus apariciones, el más bajo entre los jugadores calificados. Aunque había un problema: a Arráez le costaba elevar sus conexiones, por lo que muchos terminaban en los guantes de los defensores.

Luis Arráez consiguió resultados rápido

En el complicado arte de batear, un mínimo cambio puede provocar enormes diferencias. Para bien o mal. En el caso de Luis Arráez, pasó de ser un chocador de poco impacto a ser el campeón bate de la Liga Americana. ¿Cuánto tuvo que ver Frank Valdez? Una respuesta que solo el jugador responderá.

Lo cierto es que ese problema de que la mayoría de los batazos de Arráez iban por el piso se solucionó y funcionó a la perfección. Después de todo, no es casualidad que, cuando el criollo más elevó sus batazos, mejor le fue. Ya sea por la posición de los hombros u otro ajuste del instructor, el problema de solucionó.

El ángulo de elevación de los batazos de Luis Arráez aumentó drasticamente en 2022

En 2021, el ángulo de elevación promedio en las conexiones del venezolano fue de 9.9°, muy por debajo del promedio de la liga (12.6°). Luego de su trabajo durante el invierno, Arráez pasó a un ángulo de elevación de 12.8° y varios de esos roletazos atrapados se convirtieron en incogibles depositados en los jardines.

«Se siente increíble», dijo Arráez a MLB.com. «Esta es una de mis metas. Estoy viviendo mi sueño en este momento. Esto es increíble para mí porque trabajé duro para esto. Solo quiero agradecer a mi entrenador de bateo, Frank Valdez, y a Nelson Cruz. Cuando llegué a la República Dominicana, mi entrenador de bateo dijo: ‘Oye, trabajemos duro y luego obtendrás el título de bateo’. Lo hice. Quiero darle esto a él, a los fanáticos de los Mellizos, a mi familia y a todas las personas que me apoyaron. Quiero darles esto».

Y se convirtió en ese bateador más completo que Luis Arráez deseaba y que Frank Valdez visualizaba. El slugging pasó de .402 en 2020 y .376 en 2021, a un respetable .420. Mientras que la velocidad de salida promedio de sus conexiones quedó en 89.9 millas por hora, el más alto de su carrera.

Luis Arráez labró su destino

Meses antes de su arribo a las Grandes Ligas, ya muchos analistas vislumbraban que Luis Arráez era un candidato a ganar un título de bateo. Cuatro años más tarde, el venezolano cumplió a lo que estaba destinado.

Era imposible que un jugador con una capacidad de hacer contacto tan privilegiado no terminara con el average más alto de la liga. Solo necesitaba hacer algunos ajustes y para eso consiguió ayuda. Ahora puede sentarse con la tranquilidad que solo consiguen los que cumplieron sus objetivos.

También con la satisfacción de estar en la historia de Minnesota. Luis Arráez se unió a Tony Oliva, Rod Carew, Kirby Puckett y Joe Mauer como los únicos jugadores de los Mellizos que se alzaron con un título de bateo. Los tres primeros son miembros del Salón de la Fama y el último tiene números para optar a la inmortalidad.

“Creo que lo que estás aprendiendo es que es un enfoque que siempre puede funcionar, independientemente de cómo te lancen, independientemente de las tendencias en el juego que vemos dondequiera que miremos, independientemente de cualquier cosa”, dijo el mánager de los Mellizos, Rocco Baldelli. “La habilidad de Luis Arráez para batear y su enfoque en el plato son especiales”.

Ahora vendrán unas merecidas vacaciones, pero luego al laboratorio de Frank Valdez a continuar su mejoría. Es un crecimiento que ya funcionó y que podrían unirlo nuevamente a otra corona en el futuro cercano.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article