Liverpool bajó de la nube al Manchester City

Joiner Martínez
Joiner Martínez 16/10/2022

Liverpool y Manchester City se enfrentaban en Anfield y más allá de los lugares que ambos conjuntos ocupan en la tabla de posiciones de la Premier League, este duelo siempre tiene muchas emociones y goles.

Y por esta razón los de Klopp recuperaron las buenas sensaciones en Premier con un triunfo por la mínima ante el invicto Manchester City en un partido de altísimo ritmo.

Ante su público volvió el equipo que la temporada pasada pugnó por todos los títulos hasta el final, pese al amargo sabor con el que terminó el curso.

Y este domingo presentó batalla al Manchester City, que llegaba como favorito a un campo en el que solo ha ganado dos veces en los últimos 20 años.

Alto ritmo los 90 minutos

Los instantes iniciales del partido estuvieron marcador por la igualdad, que recordó a los enfrentamientos de la pasada Premier, pero sin los goles.

El Liverpool incluso llegó a doblar en posesión a los de Guardiola cerca de la media hora del choque, justo cuando empezaron a llegar las ocasiones del City. Haaland perdonó más de lo que suele hacer -que es prácticamente nada- en dos remates de cabeza que atajó Alisson sin problemas.

Los locales también generaron peligro, sobre todo por la banda de Robertson. El escocés aprovechó los problemas de Cancelo en el retorno defensivo, pero falló en el último toque.

En el otro lateral, los de Klopp echaron de menos a Alexander-Arnold en ataque. En defensa estuvo mucho más serio de lo que acostumbra Arnold, lo que en cierta medida ‘compensó’ su escasa presencia en campo rival.

Liverpool ‘salvado’ por el VAR

Tras el paso por vestuarios el City apretó aún más. A los cinco minutos el ritmo frenético del partido estuvo a punto de deshacer el empate. Primero la tuvo Salah, en su posición más favorable -desde la izquierda- pecó de egoísta y optó por disparar en lugar de colocar el pase de la muerte para Jota. Ederson ‘castigó’ la elección del egipcio con una parada espectacular con su mano derecha.

El portero brasileño se jugó el tipo, pues estuvo a punto de marcharse lesionado. En la jugada inmediatamente posterior llegó lo que pudo ser el primer gol de los ‘citizens’. Foden recogió en el área un rechace de Alisson y puso por delante a su equipo. El VAR llamó a Taylor, que anuló el gol por una falta previa de Haaland sobre Fabinho.

Gol de Salah

El gol de los dirgidos por Klopp sería de Salah que había perdonado un claro mano a mano ante Ederson, a 14 del final.

En su segunda oportunidad el egipcio no perdonó, y colocó el primer y último tanto con su clásica definición con la pierna izquierda.

El City lo intentó con más corazón que juego, pero estuvo más cercano el segundo tanto del Liverpool.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article