La determinación de Luis Arráez busca reimpulsar a los Marlins: «Quiero ganar todos los días»

sellodeportivo
sellodeportivo
Foto: MLB.com
5
(1)

La imagen del domingo fue algo más que curiosa. Bases llenas en la parte baja de la décima entrada, un out y Luis Arráez en el cajón de bateo. Fue entonces cuando los Rockies de Colorado optaron por jugar a la defensiva con cinco infielders, sin jardinero derecho, para intentar inducir un rodado del venezolano, que nunca llegó.

Arráez le dio la victoria a los Marlins de Miami 3-2 en el loanDepot Park tras sacudir un sencillo precisamente hacia la pradera descubierta de la derecha. Y es que, ni en la teoría ni en la práctica parece haber fórmula para dominar al yaracuyano, quien con su primer hit de oro en las Grandes Ligas le dio el primer triunfo a su equipo luego del Juego de Estrellas.

«Ha sido nuestro catalizador todo el año. Corre las bases de la manera correcta, trabaja de la manera correcta», dijo el mánager Skip Schumaker a MLB.com. «Ayer (sábado), jugó de día tras un juego de noche, está tomando rodados. No se sintió al 100 por ciento viniendo hoy (domingo) y aun así fue decisivo, lo que dice mucho”.

Arráez vio tres envíos del lanzador derecho Pierce Johhson, todos en curva, y al último, sacudió el inatrapable. Ahora el criollo batea para un astronómico promedio de .424 ante 131 curvas que ha visto en la temporada, sólo detrás del .448 que exhibe ante las rectas cortadas, de acuerdo con BaseballSavant.

La increíble producción de Luis Arráez

Aunque es bien sabido que el oriundo de San Felipe lidera la Gran Carpa en promedio (.379), OBP (.427) y hits (139), también resulta necesario destacar su impresionante rendimiento con corredores en posición de anotar: average de. 467 en 75 turnos, el mejor de ambas ligas. Su impresionante OPS de 1.120 en esta situación, hasta antes de la jornada del martes, es el segundo de todo el Big Show, sólo superado por el receptor Jonatham Heim, de los Rangers de Texas.

Luego de cada victoria de los floridanos, el campocorto Joey Wendle inicia un ritual en el que elogia a alguno de los jugadores más destacados del encuentro, para darle la palabra en última instancia al protagonista principal, que volvió a ser Luis Arráez.

«Extrañé a mis compañeros de equipo haciendo eso, especialmente a Joey con toda su energía. Y quiero hacer eso todos los días. Quiero ganar todos los días. Es por eso que estoy aquí», admitió Arráez. «Y especialmente luego de que perdimos muchos juegos (ocho en fila), pero seguimos luchando».

El infielder terminó la jornada de 4-3, para tener su encuentro multihits número 39 de la contienda, igualado con Freddie Freeman (Dodgers de Los Ángeles) con la segunda mayor cantidad de MLB, sólo superado por Ronald Acuña Jr. (Bravos de Atlanta), quien tiene 41.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article