Kylian Mbappé tienen mejor cifras goleadoras que Maradona en Mundiales

sellodeportivo
sellodeportivo
El delantero del PSG llegó a nueve dianas en Copas del Mundo / Cortesía
5
(1)

La actuación de Kylian Mbappé contra Polonia fue estratosférica. Marco dos golazos y le dio una asistencia a Oliver Giroud, en octavos de final. El delantero del PSG es el goleador de la Copa del Mundo con cinco dianas. Pero si le sumas los cuatro gritos sagrados que anotó en Rusia 2018 -incluido uno en la final ante Croacia- son nueve conquistas en total. Ha inflado la redes en los Mundiales más veces que nombres pesados como Diego Armando Maradona, Rivaldo, Mario Kempes o Rudolf Völler. El detalle es que el francés le quedan, por lo menos, dos citas ecuménicas más, aparte de la actual que se medirá ante Inglaterra en cuartos.

«Sucede con todos los grandes jugadores. Él es un competidor. Siempre carga con una expectativa. Si marca un gol dicen: ‘Solo marcó un gol cuando pudo marcar dos o tres’. Él también, en su cabeza lo tiene claro: quiere asegurarse de ser el mejor. Para eso sabe que debe ser resolutivo, marcar y marcar», soltó Didier Deschamps en una entrevista, a El País (España), sobre Mbappé. El atacante parisino es el gran argumento de Francia para repetir un Mundial, al que solo han hecho Brasil (1958 y 1962) e Italia (1934 y 1938). La etiqueta de heredero al trono que han ocupado Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, por más de una década, no le queda grande, más bien cumple con creces.

La paz en Les Blues

El camerino de Francia suele ser un polvorín, solo hay que recordar los conflictos que dinamitaron su actuación en Sudáfrica 2010. Sin embargo, en Qatar ha reinado la paz en una selección que parece una enfermería por la cantidad de bajas. Muchos nombres de peso, que pudiesen subir su techo futbolístico pero enturbiar la química en el camerino. Casos como el de Paul Pogba, que su hermano (Mathias), aseguró que el jugador de la Juventus le había pedido a un brujo «neutralizar» a Mbappé.

Es difícil creer que el astro del PSG estuvo resistido por la afición francesa, pero el penal que le atajó Yann Sommer en la pasada Euro levantó polvo. “Es vergonzoso cómo golpeó eso, para un jugador de su nivel. Lo golpeó demasiado a la ligera. Espero que lo vayas a regañar”, le recriminó Veronique Rabiot, la madre de Adrien, a Wilfried Mbappe, padre de Kylian, en una imagen captada por la televisión. Antes del certamen continental, Giroud había recalado que pedía pases, pero se los negaban.

Otro conflicto de Mbappé fue con Noel Le Graet, presidente de la Federación Francesa de Fútbol, ​​que comentó: «Me reuní con él después de la Eurocopa, sintió que la federación no lo había defendido después de su penalti fallado y las críticas sobre el en redes. Nos reunimos durante cinco minutos en mi oficina. Él estaba enojado. Ya no quería jugar para el equipo francés, lo que obviamente no quiso decir eso”. A lo que el atacante contestó: “Le expliqué que, sobre todo, era en relación con el racismo -le dijeron mono- y NO con el penal. Pero él creía que no había habido racismo”. Pero, por los momentos, hay armonía.

La «obsesión» de Mbappé

«Este Mundial es mi obsesión, es la competición de mis sueños. He construido toda mi temporada en torno a esta competición, me he preparado a tope tanto física como mentalmente para ganarla, que es el objetivo que me he fijado, aunque todavía está lejos. El único objetivo es ganar el Mundial, el resto es secundario», explicó Mbappé, luego del encuentro ate Polonia. Cabe destacar que no había comparecido luego de los choques ante Australia y Dinamarca.

Sobre sus ausencias en las ruedas de prensa, Mbappé aclaró: «No tengo nada contra los periodistas, si no vine a hablar es porque tengo la necesidad de concentrarme totalmente en la competición y no perder energías en otras cosas». En cuanto al rival soltó: «No fue un partido fácil, el rival nos lo puso difícil, pero hemos sabido controlar la situación y superar momentos complicados que tuvimos. Estamos felices de continuar la aventura».

Mientras que Deschamps expuso: “En 2018 Kylian (Mbappé) jugaba en la derecha como delantero en un 4-4-2, entonces jugaban más próximos el uno del otro. Ahora Kylian juega por la izquierda, más como extremo; pero la relación técnica siempre funcionó. En 2018 Olivier (Giroud) no tuvo eficacia pero fue muy importante. Después de tantos partidos, de tantas discusiones entre ellos, han descubierto cómo ayudarse mutuamente». El DT de Francia cerró: «Aunque Kylian pueda hacer la diferencia solo, junto a un punta puro como Olivier él se encuentra cómodo”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article