José María Morr: «Había que sufrir para quedar campeones»

Luis Vilchez
Luis Vilchez 01/11/2022
José María Morr: "Había que sufrir para quedar campeones"
El DT violeta entró en la historia / Cortesía Liga Futve

En diciembre de 2018 mirarían como a un loco al que dijera que Metropolitanos iba a ganar una estrella. Pero José María Morr lo logró. El estratega hizo tangible lo descabellado, con perseverancia e inconformidad. Cada año al frente de los violetas subió un peldaño hasta que este año dio un salto al cielo y descolgó una estrella, para bordarla en el escudo del cuadro capitalino. En una final memorable ante Monagas SC, que se definió en los penales.

«Hoy (domingo) te pasan mil cosas por la cabeza. No te das cuenta de lo que estás logrando. Te lo imaginas, pero con el pasar de lo años es que se entiende este gran logro. Agradecido con Dios, San Judas Tadeo, la Divina Pastora, Virgen de Coromoto, mis papás en el cielo, mis abuelos, mi primas, pero sobre todo este grupo de jugadores y directiva que han creído en este loco», aseveró Morr para Sello Deportivo. El DT remató: «Con poca experiencia o recorrido, siempre me dijeron ‘amén’ a todo lo que exigía. La felicidad es total».

En muchas oportunidades habló de «premios invisibles» todos los avances en una institución, pero ahora sabe lo que es tocar metal. «Totalmente cerrado el ciclo. Podemos hablar de cosas físicas e invisibles. Queda disfrutar el momento y lo que se viene», indicó.

Sufrir era parte del camino

La primera parte del encuentro fue para Monagas; sin embargo, Metropolitanos equilibró la balanza en el complemento. En la prórroga se mantuvo la misma tónica, a pesar de iniciar con un gol en contra. «Era parte de todo lo que conlleva a una final. Por más que sea, este es un equipo chico y vamos a sufrir. Les dije a mi cuerpo técnico y jugadores que acostumbren a eso. Vamos a ir creciendo a través del tiempo, pero hoy había que sufrir para quedar campeón», confesó el portugueseño.



El camino no ha sido sencillo para Morr, pero suma otra gesta a su currículo, luego de ser parte del cuerpo técnico que logra la clasificación al Mundial sub-20 de Corea del Sur y de salvar milagrosamente a Estudiantes de Caracas en 2018. «Es parte de esta vida y de lo que me ha dado mi Dios, retos grandes. Con la voluntad de seguir adelante. Le agradezco a Juan Carlos Ferro y al grupo de jugadores que empezó en 2019. También a mi cuerpo técnico, que sin ellos no soy nadie», comentó.

Para transformar el sufrimiento en gloria y no navegar en el mar de la intrascendencia, Morr siempre va a más. En medio de la alegría sabe que no puede dormirse en los laureles. «Hay que romper el techo, mantenerse y estar, otra vez, en una final en 2023. Sobre todo hacer una Copa Libertadores muy estable y competir», reflexionó.

Primera Libertadores de Morr

Las competiciones internacionales no son ajenas para José María Morr, tiene dos años consecutivos disputando la Copa Conmebol Sudamericana. Pero esta será su primera oportunidad en el torneo más importante de clubes de América. «Mucha responsabilidad e ilusión. Vamos a enfrentar equipos con muchas historia, tradición y copas. Vas viendo lo que viene pasando en los otros campeonatos… No te preocupa, pero sí te indica que debemos prepararnos de la mejor manera», afirmó.

La propuesta de Morr como la de Jhonny Ferreira lograron cuajar una gran final y un bonito espectáculo. «Debemos seguir creyendo en la Liga, de aquí han salido Tomás (Rincón) y Salomón (Rondón). Pero a veces somos muy amarillistas. Hoy disfrutamos de una tribuna principal llena de gente, que según no tenemos fanaticada. Que como se dice vulgarmente, no pasa nada. Se vio que la gente cree en un proyecto de buen fútbol. En los directivos y dueños que pagan, en ser estables. Queremos ser ejemplo para otros equipos», concluyó.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article