Jesús Aguilar pierde la confianza de los A’s y queda en una posición incierta a futuro

Andres Espinoza
Andres Espinoza
Prensa Oakland Athletics
0
(0)

Jesús Aguilar fue la adquisición más importante que hicieron los Atléticos de Oakland desde la agencia libre en la pasada temporada muerta. Como un equipo que se encuentra en reconstrucción y en medio de un futuro incierto con respecto a dónde jugará sus compromisos de local en los años venideros, la tropa californiana se dedicó a reducir gastos de forma considerable en el invierno, al punto de que abrieron la presente campaña con el presupuesto más bajo de todas las Grandes Ligas. Tan solo dos meses después del inicio del torneo, los A’s se despidieron del venezolano.

Aguilar, de 32 años de edad, fue colocado en asignación por parte de los Atléticos este lunes, luego de que apenas disputara 36 desafíos con la organización. En ese tiempo, el maracayero no pudo exhibir las habilidades que lo llevaron a recibir una invitación al Juego de Estrellas como miembro de los Cerveceros de Milwaukee en 2018, pues apenas pudo sacudir para una línea ofensiva de .221/.281/.385, con dos dobles, cinco cuadrangulares y nueve carreras remolcadas.

Oakland firmó al toletero a un contrato de un año y tres millones de dólares durante el pasado mes de enero, luego de que Aguilar dividiera su tiempo de juego en 2022 entre los Marlins de Miami y los Orioles de Baltimore, sin poder producir lo esperado. Sin embargo, para los Atléticos era el tipo de apuesta que suele llamar la atención de su alto mando, tomando en cuenta que se trataba de un contrato corto, por un monto modesto y con la posibilidad de ganar mucho más de ese valor si el criollo recuperaba su forma pasada.

Panorama poco claro

Durante la contienda anterior, Aguilar marcó una línea ofensiva de .235/.281/.379 en 129 duelos y fue colocado en asignación por parte de los Marlins rumbo al final del certamen. Allí, y gracias en parte a la expansión de los rosters en septiembre, el aragüeño recibió una oportunidad con los Orioles, pero también quedó a deber en el cajón de bateo.

Desafortunadamente para el corpulento toletero, encontrar un nuevo contrato con una oportunidad garantizada en las mayores no será tarea sencilla, en especial porque además del pobre desempeño que reflejan los números tradicionales, también registró un porcentaje de contacto sólido de 29.3% en su tiempo con los «Elefantes Blancos», el más bajo de su trayectoria de 10 años en la gran carpa.

Mientras tanto, su porcentaje de ponches se elevó en un par de puntos en comparación con la tasa de 23.5% que marcó en 2022. En sus primeros dos meses del vigente campeonato, Aguilar marcó 27% en ese mismo renglón.

Años de mucha adversidad

Tras 622 viajes al cajón de bateo desde el inicio de la temporada 2022, Aguilar conecta para .232/.281/.380, una línea ofensiva particularmente preocupante para un pelotero que tampoco ofrece gran valor a la defensiva o con sus piernas.

Hace un par de temporadas atrás, «Agui» ofreció un rendimiento ofensivo ligeramente por encima del promedio, al sacudir un total de 22 cuadrangulares, con un promedio de .261, un porcentaje de embasado de .329 y un slugging de .459 con Miami. Pero ya han pasado cinco años desde su gran zafra ofensiva en 2018, cuando incluso llegó a recibir votos para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional tras batear .274/.352/.539 con Milwaukee.

Los Atléticos todavía le deben a Aguilar unos dos millones de dólares de su contrato hasta el final de la temporada y luce muy poco probable que alguna otra divisa opte por asumir ese monto en un cambio. Por ende, lo más probable es que el venezolano regrese a la agencia libre cuando se cumpla el plazo requerido, lo que podría ocurrir con una liberación de contrato o si el inicialista se niega a ser asignado a las ligas menores.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article