Ja Morant complica su temporada con problemas fuera de la cancha

Gerardo Diaz
Gerardo Diaz
0
(0)

La temporada de Ja Morant es espectacular dentro de la cancha, pero fuera de ella… Tiene un par de episodios que le podrían costar mucho al jugador de los Memphis Grizzlies.

Al base se le acusa de haber golpeado y amenazado con una pistola a un chico de 17 años. Según informó The Washington Post citando registros policiales.

Ahora bien, estos hechos se sucedieron en un lapso de cuatro días en los que Morant estuvo involucrado en otro evento. Ja también se le acusa de amenazar a un miembro del cuerpo de seguridad de un centro comercial de Memphis durante un altercado.

La pelea en el estacionamiento del centro comercial con un miembro del cuerpo de seguridad se saldó con una denuncia a la policía por parte de la presunta víctima, pero no hubo arrestos. 

Cuatro días después, Morant fue acusado de «golpear repetidamente en la cabeza» al menor de edad y de lanzarle al suelo. La policía comprobó las heridas provocadas por los golpes. Según el The Washington Post El chico aseguró además a la policía que, tras la pelea, Morant acudió a su casa con «una pistola visible» en sus pantalones y con las manos en el arma.

Defensa propia, dijo Morant

Ja Morant aseguró que actuó en defensa propia y que el chico le había lanzado voluntariamente un balón a la cabeza. Además, aseguró que el chico lo amenazó con regresar a su casa y la haría «saltar por los aires como fuegos artificiales», algo por lo que Morant presentó una denuncia al sentirse amenazados.

Sin embargo, esta no es la primera ocasión en la que el nombre del jugador de Memphis está inmiscuido en una situación con armas de fuego.

El pasado 6 de febrero, se informó que el entorno de Morant se encontraba bajo investigación de la NBA tras ser acusado por los Indiana Pacers de haber apuntado un láser rojo, posiblemente de un arma, contra unos miembros de su cuerpo técnico después de un altercado del pasado 29 de enero en Memphis.

La NBA aseguró a través de un portavoz que sus investigadores entrevistaron a varios testigos y revisaron las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad y que, pese a confirmar que hubo un fuerte altercado, de momento no «pudieron corroborar que algunas personas hayan amenazado a otras con un arma».

Posteriormente, Morant subió a un coche junto a su entorno y el cuerpo técnico de los Pacers asegura que vio un láser rojo apuntado contra ellos. Según el portal The Athletic, el cuerpo técnico de los Pacers tuvo sensación de «peligro», porque tenía la convicción de que se trataba de un rifle.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article