Gleyber Torres tomó un riesgo, que llegó a buen puerto en Nueva York

sellodeportivo
sellodeportivo
Foto: @Yankees
0
(0)

Gleyber Torres inauguró la pizarra con un jonrón de dos carreras en la victoria de los Yanquis de Nueva York 8-4 sobre los Orioles de Baltimore el martes, en el Yankee Stadium. Sin embargo, no fue su vuelacerca en la primera entrada la acción más determinante que realizó en el juego, sino un frenético sprint desde la inicial hacia el plato en el quinto inning.

Los jardineros oropéndolas estaban jugando profundo, con dos outs, debido a la presencia de Giancarlo Stanton en el cajón de bateo. El recio slugger conectó un rodado por el medio del diamante ante Kyle Gibson en cuenta de 3-2, situación que aprovechó el corredor venezolano para adelantar su camino hacia la segunda almohadilla, sorprendiendo a toda la defensiva -y a su equipo- embalándose hacia la goma en lugar de quedarse anclado en la antesala, como se lo había indicado el coach del cojín, Luis Rojas.

«Creía que iba a tirar a segunda. Así que me aproveché”, dijo Torres a MLB.com sobre la decisión que previó del guardabosque central Cedric Mullins, quien, en efecto, lanzó al camarero Adam Frazier, que al notar el avance del criollo hacia el home perdió la pelota por unos segundos, suficientes para que llegara a salvo

La corrida del capitalino rompió el empate 3-3 que había en ese momento y fue el parteaguas para que los neoyorquinos consiguieran el triunfo ante sus rivales directos de la División Este de la Liga Americana, contra quienes después de la jornada redujeron la diferencia a sólo dos encuentros.

Boone resalta el instinto de Gleyber Torres

Aunque Torres despachó su cuadrangular número 13 del ruedo y el 21 de su trayectoria contra los Orioles, su víctima favorita. De hecho. frente a ellos, ahora compila una línea ofensiva de .316/ .395/ .618 con 54 remolcadas, 18 dobles y 54 pases por la registradora, ninguno tan arriesgado como el del quinto tramo.

«Lo vi con la cabeza gacha y dije, ‘Se va’”. A veces esa invisibilidad vale la pena. Él es muy instintivo, y esa fue una jugada muy instintiva», afirmó el mánager de los mulos, Aaron Boone, en la rueda de prensa posterior al careo. «A veces lo mete en problemas. Y si lo hubieran puesto out en el plato, probablemente me estarían preguntando al respecto. En cambio, la multitud se vuelve loca».

En la Gran Manzana esperan que su actuación represente el inicio de un despertar sostenido con el madero, tras ligar para magros promedios de .188/ .264/ .229 en los recientes 14 días, hasta antes del duelo frente a Baltimore.

«Gleyber tiene una habilidad especial para hacer ese tipo de cosas, porque no tiene miedo», aseguró el piloto Boone. «Quieres controlarlo un poco, pero en realidad es una jugada realmente mano a mano, sabiendo que la bola va a llegar a segunda, así que todo tiene que alinearse perfectamente: atrapar, girar, segunda base, se convierte en una muy buena obra.”

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article