Gervonta Davis, ¿el caso de un boxeador perdido?

Gerardo Diaz
Gerardo Diaz
0
(0)

La historia de Gervonta Davis parece de libro. El pugilista se presentó el pasado miércoles ante el juez tras ser detenido el pasado martes en una ciudad de Florida por un delito de presunta violencia doméstica, con agresión y daños corporales.

Según el informe policial de la Oficina del Sheriff del Condado de Broward, al que tuvo acceso TMZ, Davis habría propinado a la presunta víctima (una mujer) «una bofetada que produjo una abrasión en el labio». 

A su vez, TMZ también tuvo acceso a la conversación telefónica que esta hizo al teléfono de emergencias: «Por favor ayúdenme. Estoy intentando irme a casa, tengo a mi bebé en el carro y me atacó. Por favor, ayúdame. ¡Me va a matar!».

El boxeador fue puesto en libertad bajo fianza de mil dólares y no se ha hablado de si se encuentra en condiciones para medirse a Hector Luis García el 7 de enero.

Gervonta Davis: No soy un monstruo

Gervonta Davis habló después salir de prisión mediante una larga publicación en redes sociales, que posteriormente decidió eliminar.

«No dejen que estas personas los engañen a todos con esta tontería. ¡Esto fue ayer [el martes], momentos antes de que la madre de mi hija y yo tuviéramos una discusión! Estábamos viendo Frozen con mi hija mayor. Nunca puse mis manos sobre la madre o la hija de mi hija. ¿Estás loco?».

Además, Gervonta agregó: «No soy un monstruo. He estado callado durante mucho tiempo. Yo no tengo equipo de medios, relaciones públicas, ni buen abogado… portavoz, nada de eso. ¡Esa es la única razón por la que estoy haciendo esto ahora! ¡Sólo para limpiar mi nombre! ¡He estado haciendo esto por mi cuenta desde que comenzó todo esto!»

YouTube player

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article