Germán Márquez no se desespera por jonrones recibidos

Jose Angel Rodriguez
Jose Angel Rodriguez
Foto: Denver Post
5
(1)

Germán Márquez no pudo retomar su actuación del Día Inaugural, en la segunda apertura de la temporada. Luego de llevarse el triunfo ante Padres de San Diego el 30 de marzo, cargó con la derrota de Rockies de Colorado frente a Dodgers de Los Ángeles el martes por la noche, en un duelo en el que permitió tres jonrones en un lapso de cuatro entradas. Un síntoma que no parece preocupar al lanzador derecho venezolano.

Márquez, de 28 años de edad, igualó un tope personal adverso al recibir un trío de vuelacercas por octava vez en su carrera. Aún lejos de la desdichada marca para venezolanos en poder de Freddy García, que toleró esa cantidad de estacazos o más en 15 ocasiones, de acuerdo a Baseball-Reference.

«Me sentí bien, como si estuviera haciendo mis lanzamientos”, dijo el oriundo de San Félix a MLB.com tras la finalización del juego. “Sólo hice tres lanzamientos a los que (los bateadores) llegaron bastante bien. Estaba alcanzando mis locaciones y quiero seguir haciendo lo que estoy haciendo».

En la organización rocosa esperan que esa sensación positiva del bolivarense comience a traducirse en consistencia sobre la loma, luego que el criollo recibiera 30 cuadrangulares la campaña pasada, la cuarta mayor cantidad de las Grandes Ligas, y otro récord personal negativo para él.


Lea también: Germán Márquez está cerca de la mayor encrucijada de su carrera


Los estacazos admitidos por Germán Márquez

Márquez tuvo como primer victimario a Will Smith, que abrió la pizarra en la primera entrada con un bambinazo frente a un slider en el medio del plato, mientras un hombre estaba en circulación; en el tercer capítulo Jason Heyward ligó un frenético obús sin corredores en las almohadillas que desapareció a 112.7 millas por hora contra una recta; y en el cuarto episodio, Matt Muncy repitió la dosis de Heyward para echar sal en la herida con el momentáneo 4-0, en un duelo que terminó 5-2.

“Muchas veces el jonrón solitario no te gana, es el de dos o tres carreras el que te atrapa”, expresó el mánager de Colorado, Bud Black. “Con Germán la recta se puede subir y el envío quebrado, por muy bueno que sea, a veces la deja arriba. Pero es un lanzador agresivo que lanza un montón de strikes».

El diestro culminó su labor tras 5.1 actos, en los que permitió cinco hits en total, repartió dos boletos y ponchó a cuatro rivales para elevar su promedio de carreras limpias a 4.76, sin haber lanzado aún en el Coors Field de Denver. A pesar del mal resultado, no se arrepintió de su plan ante la siempre recia toletería de los Dodgers.

«Tengo que atacar la zona (de strikes) y estar adelante (en la cuenta) contra estos muchachos”, glosó Márquez, que hasta antes de la presentación acumulaba efectividad de 2.49 en 50.2 innings lanzados en el Dodger Stadium, repartidos en ocho inicios. “Esta noche, solo perdí tres lanzamientos. Todo para mí, siento que está funcionando”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article