Gabriel Moreno y cómo podría lucir una extensión con los Cascabeles

Andres Espinoza
Andres Espinoza
Getty Images
0
(0)

Gabriel Moreno se ha establecido con bastante rapidez como uno de los principales baluartes de la plantilla de los Cascabeles de Arizona, los más recientes monarcas de la Liga Nacional. El combinado desértico ha tenido un receso entre campañas muy ocupado, con grandes firmas y cambios, que llevó a que su nómina se incrementara más allá de los 145 millones de dólares, un récord para la franquicia. Pero con la mayor parte del trabajo de búsquedas externas finalizado, quizás es momento de atender la interrogante de si el equipo planea o no extender al receptor venezolano.

En la actualidad, se desconoce si la directiva de la organización ha iniciado algún tipo de conversación con el pelotero y su agente sobre una posible extensión de contrato, pero luego de que el patrullero Corbin Carroll firmara una sin precedentes para la divisa durante los entrenamientos primaverales de 2023, las especulaciones sobre la posibilidad de que Moreno pueda ser el siguiente en la lista para el alto mando de Arizona se han incrementado de manera considerable.

¿Cómo fue su 2023?

Moreno, de 24 años de edad recién cumplidos, viene de su primera temporada completa en el mejor béisbol del mundo y acabó con una línea ofensiva de .284/.339/.408, con un OPS+ de 104. Asimismo, también marcó un impresionante +20 en el departamento de carreras salvadas a la defensiva y lideró a todas las mayores con un WAR defensivo de 3.1, lo que le permitió reclamar el premio al Guante de Oro en la receptoría del viejo circuito.

El larense tuvo un sólido desempeño particularmente en la segunda mitad del torneo, cuando ligó para un promedio de .313, con un OPS de .894 y 15 extrabases, incluyendo cinco jonrones, en 131 turnos. El poder continuó en los playoffs, cuando despachó cuatro bambinazos adicionales.

Actualidad contractual de Moreno

Moreno llegará a la siguiente temporada con un año y 61 días de tiempo de servicio en las Grandes Ligas, lo que lo mantiene como un jugador pre-elegible para el arbitraje, a dos años de distancia de su primera posible audiencia en 2026 y a cinco de incursionar en la agencia libre en 2029.

Descartando cualquier tipo de lesión mayor o algún bajón considerable en su rendimiento, el criollo proyecta ganar entre 30 y 35 millones de dólares antes de poder convertirse en agente libre a los 29 años.

¿Qué necesitaría Arizona para amarrarlo?

La meta para los Cascabeles en un escenario en el que busquen una extensión de contrato con Moreno sería obtener por lo menos algunos años adicionales de control sobre sus servicios sin tomar tanto riesgo. Mientras tanto, del lado del máscara, estarían en búsqueda de que pueda ser recompensando de una forma considerable por entregar sus primeros años como agente libre.

El proceso de negociar extensiones puede resultar particularmente complejos con receptores, pues las exigencias de su posición abren la puerta para una mayor cantidad de lesiones y los jugadores se deterioran de una forma más rápida en dicho puesto.

Por ese lado, es posible que no haga mucho sentido que la directiva de los D-Backs intente ofrecerle a Moreno más que opciones del equipo para 2029 y 2030. Sin embargo, habría una gran diferencia para el careta entre llegar a la agencia libre a los 29 años y a los 31, por lo que esos dos años de control no serían baratos.

Con todo eso en consideración, un escenario real de una extensión para Moreno podría ser recibir alrededor de 45 millones de dólares hasta 2028, incluyendo su salario, el bono por la firma de la posible extensión y la opción que tendría para salirse de la misma en 2029.

Esa cantidad sería unos $12 millones más de lo que ganaría Moreno a través del proceso habitual de arbitraje salarial. A cambio, el equipo estaría ganando dos opciones adicionales del club por un monto más que razonable de $16 millones cada una.

Si bien por ahora se trata solo de especulaciones, algo es seguro: si Moreno continúa construyendo su camino en base a lo que hizo en los últimos tres meses del certamen pasado, el costo de una posible extensión incrementará para finales de 2024. Por eso, quizás no haya un mejor momento que el actual para que la directiva de los Cascabeles intente amarrar a su joven receptor.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article