Francisco Álvarez recibió la aprobación de los Mets en su estreno

Andres Espinoza
Andres Espinoza
USA TODAY Sports
0
(0)

Después de un par de días de espera tras recibir el llamado a las Grandes Ligas previo a la jornada inaugural de los Mets de Nueva York como locales en esta temporada, Francisco Álvarez tuvo la oportunidad de regresar de forma oficial al máximo escenario del béisbol este pasado domingo. Como receptor titular de la organización en el último de la serie ante los Marlins de Miami, el venezolano dejó una grata impresión en el alto mando de su club.

Álvarez, de 21 años de edad, debutó en las mayores durante la campaña pasada, cuando tuvo la oportunidad de disputar un total de cinco compromisos, sacudiendo dos hits – un doble y un jonrón – en sus 12 turnos oficiales; sin embargo, después de un pobre desempeño primaveral a comienzos del presente año, los neoyorquinos optaron por enviar al criollo a la sucursal Triple A para el comienzo del campeonato, hasta que una lesión del también venezolano Omar Narváez forzó el cambio de planes.

En su estreno en 2023, el receptor se fue de 4-1 con un par ponches. El momento más impactante del compromiso para él llegó cuando sacudió un incogible hacia la banda contraria con dos strikes en la pizarra, que le permitió remolcar una rayita para los metropolitanos.

Consiguió lo que buscaba:

A pesar de que no pudo evitar pasar por la guillotina en dos ocasiones durante el desafío, el nativo de Guatire se mostró satisfecho de poder conseguir la conexión necesaria en ese primer turno de la temporada, en el que particularmente se había enfocado en no poncharse.

«Quería hacer contacto», le dijo Álvarez a MLB.com posteriormente. «Quería ser capaz de remolcar esa carrera, tomando en cuenta que teníamos a un corredor en tercera. No quería poncharme«.

Pero más allá de un desempeño ofensivo que siempre ha sido su carta de presentación como prospecto, el criollo lució detrás del plato. Su buen mascoteo le brindó varias sentencias a su favor a los Mets de parte del umpire principal, al punto de que el estelar jardinero de los Marlins, Jazz Chisholm Jr., llegó a frustrarse y resultó expulsado del compromiso.

Álvarez ha desarrollado una nueva posición detrás del plato, en la que deja una rodilla sobre la tierra, con la intención de poder robar algunos strikes que estén en la parte baja de la zona.

El único inconveniente real que tuvo la joven promesa durante el desafío fue a la hora de controlar el juego de corredores. Los peces lograron robarse cinco almohadillas en igual cantidad de intentos ante Álvarez, que incluso realizó un disparo errado en el último de ellos que se internó en el bosque central.

«Pienso que pude haber realizado mejores disparos. Eso es todo», expresó.

No tan grave como parece:

Su defensa siempre ha sido señalada como la herramienta que todavía necesita de una gran evolución para poder asumir un puesto de todos los días en la gran carpa; no obstante, es discutible el hecho de que muchas – o todas – las bases robadas de la jornada dominical fueron responsabilidad de los lanzadores de los Mets.

«No estoy seguro de si la mayoría de ellas fueron a cuenta de los pitchers», señaló el dirigente del combinado, Buck Showalter. «Probablemente uno de los trabajos más complejos este año, en comparación con la temporada pasada, será controlar el juego de corredores», añadió.

De hecho, Álvarez demostró un brazo potente en sus disparos a las almohadillas, pero los corredores tomaron saltos importantes contra los monticulistas de Nueva York durante todo el juego. Jesús Sánchez, patrullero de los Marlins, le robó tanto tiempo al lanzador Stephen Nogosek que Álvarez ni siquiera pudo hacer un disparo, porque el jardinero ya prácticamente estaba llegando a la segunda base cuando el máscara recibió la pelota.

«Si le brindas la oportunidad, sacará out a las personas que debe sacar out«, aseguró Showalter.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article