Así se verán los equipos de la LVBP en la temporada 2022-2023: Tiburones de La Guaira

Tiburones de La Guaira: una novena que ilusiona
Mánager Henry Blanco / Prensa Tiburones

Tiburones: una novena que ilusiona

Los Tiburones de La Guaira fueron arrojados al pozo de la clasificación durante la temporada anterior del beisbol profesional venezolano en castigo a una de las más lamentables participaciones de la divisa desde su nacimiento. Mejorar ese estado de calamidad no tiene ciencia. Arreglar el entuerto al punto de que este sí sea el año demanda la invocación a todas las musas. Los guairistas van para 36 temporadas de abstinencia, el ayuno más largo en los archivos del circuito.    

A estas alturas, Cabrujas ya habría escrito como cinco cartas de despecho y desamor.  

La reacción de los propietarios a la hecatombe consistió en poner un nuevo gerente a la cabeza, en este caso César Collins, quien ilusionó a los incrédulos al comprometer en su proyecto a la mayoría de los grandeligas que pertenecen a la organización.

La Guaira tuvo la familia más numerosa de bigleaguers criollos en 2022 y casi todos los 18 alzaron la mano. ¡Firmado!, fue la consigna de Collins durante su periplo por Estados Unidos para reclutar cuadros que lo ayuden a liberar a los Tiburones de la red en la cual llevan atrapados casi cuatro décadas. Claro, ganar cuesta más que firmar.

Si los firmantes cumplen, La Guaira de la 22-23 será una falange de bigleaguers. Pero solo dos pichan. Ese es el peligro que corre la celebración del sexagésimo aniversario, a la cual le han puesto alma vida y corazón.

Palmarés     

  • Fundación: 1962.0
  • Campeonatos: 7 (1964-1965, 1965-1966, 1968-1969, 1970-1971, 1982-1983, 1984-1985, 1985-1986).
  • Estadio: Universitario.
  • Capacidad: 20.723 espectadores.

Mánager

Henry Blanco.

Línea por línea

Receptoría

Como buen discípulo de Luis Blasini, César Collins es un “acaparador” de receptores. La Guaira ya acuartelaba un regimiento de catchers y añadió a Francisco Arcia, obtenido en cambio.

La dotación de caretas incluye a jóvenes promesas que ya han empezado a cumplirse, como Juan Fernández y Ricardo Genovés (respondieron la temporada pasada y han avanzado hasta AAA) y el neograndeliga y sembrado 26 en el ranking de prospectos de los Nacionales de Washington, Israel Pineda.

Para balancear la ecuación con mayor experiencia llegó Arcia, con pasado en MLB y quien fue el puesto dos en la jornada inaugural. Todavía falta Rafael Marchán, quien subió a la Gran Carpa en 2021 con los Filis de Filadelfia y pretende inscribirse luego de la Serie Mundial. Le tocará a Henry Blanco, que sabe de receptoría, administrar el superávit.  

Primera base

Wilson García es el indicado para encabezar esa sección. Pasó a La Guaira en cambio con los Tigres de Aragua y es un slugger certificado en la LVBP y las menores. La existencia no se agota en él. Están también Dennis Ortega, que en el pasado tuvo buenas temporadas con Bravos de Margarita; Samir Duéñez, slugger cuyo mecanismo de detonación no se ha activado todavía; y Jesús Guzmán, quien ya sacó su primera pelota.

La inicial puede ser también un centro de acogida para receptores sin hogar.  

Segunda base

En la primera “semana” de la temporada 2022-2023 el otrora prospecto y licenciado en Grandes Ligas Franklin Barreto ocupó el segundo cojín. Pero este martes desfilará por el clubhouse el talentoso Brayan Rocchio. Su partida dio inicio a la debacle guairista la temporada anterior. Kenneth Betancourt ya comenzó a dar batazos.   

La intermedia podría funcionar como organismo colegiado si se materializa la adición del bigleaguer Yolmer Carlos Sánchez, quien fuese Guante de Oro y Novato del Año de la LVBP en la zafra 2013-2014.

Tercera base

En el periódico de César Collins, Ehire Adrianza se lleva los encabezados en la antesala. El bigleaguer ha informado a la gerencia que llegará esta semana, lo mismo que Ángel Aguilar. Yolmer Carlos Sánchez también puede ocuparse de esa esquina. Kelvin Meleán, igual. Lo que al parecer no veremos en estos Tiburones es el clásico tercera base fortachón que dinamita cercas.

Campocorto

La idea original era que la cobertura de las paradas cortas se hiciera por etapas, todas con exponentes grandeligas. En las primeras semanas del torneo va el neobigleaguer de los Reales de Kansas City Maikel García, quinto en el escalafón de prospectos de su organización y quien llegó con el fusil cargado.

Tiburones de La Guaira. Maikel García
Maikel García / Fernando Oduber. Prensa Tiburones

El 10 de noviembre se dejará ver Alcides Escobar, precedido de sus 13 temporadas en MLB (que incluye la de 2022 con los Nacionales de Washington), una convocatoria al Juego de Estrellas de la Gran Carpa, un Guante de Oro, un premio al Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, un anillo de campeón de Serie Mundial y un título de bateo de la LVBP.

La guinda del pastel era alinear en diciembre a Miguel Rojas, pero el capitán de los Marlins de Miami y finalista entre los shortstops para el Guante de Oro en la Liga Nacional debe recobrar plenamente su salud antes de atreverse a jugar con los Tiburones.

Jardín izquierdo

El prospecto Daniel Montaño, firmado para el beisbol profesional por dos millones de dólares y quien pasó a La Guaira en una negociación con los Tigres de Aragua, estará al mando de la posición al comienzo. Daniel Jiménez, una de las primeras firmas de César Collins como gerente general, también es capaz de vigilar ahí. Franklin Barreto y Ehire Adrianza también aparecen en la postal del left.

Collins aseguró a Sello Deportivo que el grandeliga de los Yanquis de Nueva York Oswaldo Cabrera podría añadirse próximamente a los escualos luego de dejar gratamente sorprendidos a los Bombarderos del Bronx, sobre todo por su defensa. En cambio, vaciló sobre el cañonero de los Cardenales de San Luis Juan Yépez. “Va a casarse y su participación es incierta”, apuntó el gerente general.   

Jardín central

Junior Sosa ha estado abriendo en los encuentros iniciales de la temporada, pero este martes 25 de octubre de 2022 llega Lorenzo Cedrola, consecuente chocador que lleva dos campañas seguidas en la AAA de los Rojos de Cincinnati. Montaño es otra posibilidad.

El capitel de la columna central tomaría la forma del grandeliga de los Rockies de Colorado Yonathan Daza, quien bateó para .301 en la temporada regular. “Pero que pueda participar depende de su salud”, aclara César Collins sobre el patrullero que terminó lastimado. “Va a estar en República Dominicana cumpliendo un plan de trabajo y su intención es llegar aquí a finales de noviembre”.   

Jardín derecho

El concesionario del rightfield es Danry Vásquez, uno de los bateadores más completos en la LVBP durante las últimas cuatro zafras. Podría convivir allí con algunos auxiliares, como el prospecto Diego Infante, de sugerentes estadísticas este año entre las filiales clase A fuerte, AA y AAA de los Rays de Tampa. “Y si logra obtener el permiso de los Bravos de Atlanta, allí tendríamos para la parte final de la campaña a Ronald Acuña”.

Tiburones a la ofensiva

Con las incorporaciones que se esperan desde la segunda semana, el lineup de los Tiburones en lo que queda de octubre podría ser así:

  • Brayan Rocchio 2B
  • Maikel García SS
  • Danry Vásquez RF
  • Wilson García 1B
  • Franklin Barreto LF
  • Ehire Adrianza 3B
  • Israel Pineda C
  • Lorenzo Cedrola CF
  • Yolmer Sánchez BD  

Mientras Rocchio estuvo, La Guaira compitió y jugó para .500 en la 2021-2022 (10-10). Después de verlo partir, los Tiburones perdieron la aleta dorsal y mostraron un vergonzante récord de cinco ganados y 24 perdidos. El prospecto ambidiestro de los Guardianes de Cleveland puede batear para poder (18 jonrones este año entre AA y AAA y .427 de slugging en su marcha por las menores) y sabe cómo llegar a las bases (.343 de OBP en las filiales de Cleveland). En los 69 turnos que consumió en la 21-22 promedió .391.

El veloz Maikel García no le tuvo miedo a los pitchers durante su fugaz tránsito por las mayores (.318 en 22 turnos) y en las incubadoras de los Reales de Kansas City acumula .349 de porcentaje de embasado. La LVBP ha sido lección aprendida: .347 de promedio y .411 de OBP para el toletero derecho.

Un 1-2 con Rocchio y García pondría le abriría el apetito a la ofensiva de los escualos.

Desde que debutó en la temporada 2014-2015 de la LVBP, el zurdo Danry Vásquez ostenta OPS de .807, el tercero entre los más altos para bateadores con al menos un millar de apariciones. Eso nos habla de un artillero que agrieta al pitcheo enemigo con artillería pesada y liviana. Entre las zafras 2019-2020 y 2021-2022, su promedio fue .331, con un alucinante .430 de OBP, .490 de slugging y .920 de OPS. En todos esos apartados ha estado entre los mejores durante ese lapso. Es un bastión a la ofensiva.

Danry Vásquez / Prensa Tiburones

Con el ambidiestro Wilson García, el lineup de La Guaira alcanza el pináculo del poder. En la campaña previa de la LVBP quedó segundo en jonrones (11) y reúne 97 en las menores, donde además ha dejado interesante promedio vitalicio de .284. Lo que no se puede esperar de él es que camine hacia las bases después de cuatro malas. No le gusta. No lo hace.   

Franklin Barreto sigue sin demostrar en cuatro campañas como jugador de Grandes Ligas que puede batear como lo vaticinaban los reportes de scouts a partir de los cuales se codeó entre los 25 prospectos de mayor estima en todo el sistema MLB. Pero ese madero, aquí, retumba: .292 de promedio general en Venezuela, con .358 de OBP, .442 de slugging y 800 de OPS. En la 2018-2019, el cañonero derecho quedó tercero en la votación para el Más Valioso. Con .807 de OPS vitalicio en las menores, no cabe duda de que Barreto le sienta bien al ataque litoralense.

De ahí en adelante, el lineup frena, pero no en seco. Ehire Adrianza, otro ambidiestro, ha evidenciado habilidad de embasarse en esta pelota (.344 de OBP). En las menores ese OBP ha sido de .339. No por sus líneas, sino por su tesón para labrar boletos. Hombre que se para a la derecha, Israel Pineda acaba de dar 20 dobles y 16 jonrones en las menores, aunque, entre los distintos niveles, su OPS de carrera es un lánguido .681. Otro diestro, Lorenzo Cedrola, tiene nociones de primer bate: .291 en promedio de por vida por las filiales, con .341 de OBP. Su slugging, empero, es de solo .392.

Yolmer Sánchez se desconectó del beisbol venezolano después de la batalla 2015-2016. Hasta ese momento, promediaba para .317, con .390 de OBP y .818 de OPS. Es otro ambidiestro para romper estrategias. Así no haya visto luz contra el pitcheo de las mayores, de algo le servirá haber enfrentado a los mejores durante ocho zafras.

Ojo que en este modelo no estamos incluyendo a otros elementos motorizadores de la ofensiva, como Jesús Guzmán, Juan Fernández, Daniel Montaño y Dennis Ortega.  

En noviembre le llega visita al dugout de La Guaira, según la agenda de César Collins. Sería el tiempo de Alcides Escobar, de Rafael Marchán, de Oswaldo Cabrera. Con ellos tres el lineup puede ser este:

  • Brayan Rocchio 2B
  • Oswaldo Cabrera LF
  • Danry Vásquez RF
  • Wilson García 1B
  • Franklin Barreto BD
  • Ehire Adrianza 3B
  • Alcides Escobar SS
  • Rafael Marchán C
  • Lorenzo Cedrola CF

Oswaldo Cabrera, un ambidiestro más, tuvo OPS ajustado de 109 (sobre la media en MLB) mientras estuvo con los Yanquis de Nueva York, aunque, si excluimos la colecta de 31 dobles y 29 jonrones de 2021, Cabrera no había resaltado con el bate en las granjas.

Alcides Escobar promedió para .292 en la LVBP hasta la 2012-2013, pero en ese entonces contaba 26 años de edad. Ya tiene casi 36, si bien acumuló valiosas experiencias sobre bateo en el Big Show. Marchán es un receptor eminentemente defensivo, pero las evaluaciones de los cazatalentos siempre subrayaron su capacidad de hacer contacto a las dos manos.  

Cuidado y el lineup de octubre prevalece, a menos que prospectos como Maikel García, Israel Pineda y Rocchio vengan con fecha de vencimiento.   

Para diciembre este sería el lineup utópico de La Guaira que, casi con seguridad, será solo un futurible:

  • Ronald Acuña RF
  • Yonathan Daza CF
  • Danry Vásquez BD
  • Juan Yépez LF
  • Wilson García 1B
  • Oswaldo Cabrera 2B
  • Miguel Rojas SS
  • Rafael Marchán C
  • Ehire Adrianza 3B

La defensa de Tiburones

La receptoría estará muy bien cuidada. Israel Pineda tiene 41% de efectividad en eliminación de corredores que salen al robo y ha ido haciendo progresos con el mascoteo. Francisco Arcia ha sido siempre un receptor con excelente reputación a la defensiva. Ricardo Genovés y Juan Fernández no desentonan en ese ámbito. Rafael Marchán tiene una tasa de éxito de 36% cuando le corren, es excelente convirtiendo bolas en strikes y conduciendo a los lanzadores.   

Para las esquinas del infield, Wilson García es más un bateador designado que un inicialista; como antesalista en las mayores, Ehire Adrianza acumula +7 en outs sobre la media.

Alrededor de la segunda, Rocchio, campocorto natural, tal vez debe adaptarse a la intermedia, pero lo favorecen sus manos y gran alcance. El SS Maikel García recibe esta flor en el resumen de scouteo de MLB: “rápido primer paso, brazo sobre la media y grandes instintos.

Hagamos un alto aquí. La Guaira podría darse el lujo de flanquear la adulterina con sendos ganadores del Guante de Oro: Yolmer Carlos Sánchez como camarero y Alcides Escobar como campocorto. Toda una ostentación en la LVBP.

Franklin Barreto es, en esencia, un infielder, y eso podría constituir un hándicap. Cedrola, en cambio, es un jardinero central natural. Danry Vásquez es más un bate que un guante. Con Oswaldo Cabrera, a pesar de ser infielder, mejoraría la defensa del outfield, como se la mejoró a los Yanquis de Nueva York. Mejor es Daniel Montaño, y todavía más sobresaliente, Junior Sosa. Así que habrá con quién hacer sustituciones defensivas para salvaguardar ventajas en los innings finales.  

El pitcheo

El pitcheo de los Tiburones de La Guaira en el combate 2021-2022 fue totalmente inservible. Tuvo 6.19 de efectividad colectiva y 1.67 de WHIP, ambas cifras las peores de la competición. En un torneo donde todas las cuadrillas monticulares fueron aplazadas en la boleta, la de los escualos fue la única a la que le batearon sobre .300 de promedio.

¿Seguirá siendo ese el comportamiento?

La rotación, una vez se recupere Junior Guerra de la laberintitis, se vería así:

  • Junior Guerra
  • Víctor Díaz
  • Jasier Herrera
  • Mike Kickham
  • Nelson Hernández

Con su desenvolvimiento en México, una liga veraniega implacable con los pitchers, el derecho Guerra aclaró algunas dudas relaciones con su edad (37 años) y su estado de conservación (fue bateado en Grandes Ligas en 2021, salió del sistema MLB y recibió zaparapandas en la LVBP. Con los Tecolotes de los Dos Laredos tuvo efectividad de 3.56 en 83.1 episodios, con 9,4 ponches por cada nueve innings, si bien su WHIP fue de 1.40 porque se descontroló (4.1 boletos por cada nueve tramos y sufrió casi ocho hits por cada nueve episodios, diez de ellos, jonrones.

A Guerra le queda su linaje de más de 500 episodios laborados en el Circo Máximo. Eso cuenta.  

El colombiano Jasier Herrera fue el único importado de los varguenses que funcionó en la confrontación 2022-2023. Apareció casi en los créditos, cuando el club estaba irremisiblemente perdido, y en 9.1 innings dejó efectividad de 0.96, con un solo boleto y ¡15 ponches!

No fue la única razón por la cual lo repitieron. En las ligas menores de Japón tuvo efectividad de 2.90 en 62 mangas. En el Imperio del Sol Naciente solo relevó. Es un derecho de 24 años de edad.

El zurdo Mike Kickham ha lanzado 46.1 innings en MLB, repartidos entre cuatro campañas, la última en 2021. Después de eso fue a la Liga Arco y le inflaron la efectividad hasta 5.12 en 19.1 capítulos para los Naranjeros de Hermosillo, con más boletos que ponches. En el verano de 2022 se quedó en suelo mexicano y solo pudo cubrir 2.1 innings. Fue un serpentinero al menos decente en las menores.  

El diestro Víctor Díaz se había vuelto un oasis en la rotación de los Tiburones que se ha venido tornando en espejismo: en la temporada anterior su récord fue 0-5, con 6.93 de efectividad en 24.2 actos. Este verano militó en el beisbol español. No hay que sacar conclusiones sobre su aparatoso debut en la entrega 2022-2023 (cinco limpias en 2.1 vueltas), pero el cuerpo técnico seguramente estará atento.   

El derecho Nelson Hernández viene de dos temporadas amargas con La Guaira (5.59 de efectividad entre ambas) y comenzó la 2022-2023 con fatiga en el hombro. Lo reemplazó, convincentemente, Christian Mejías, diestro de 23 años de edad, quien tuvo EFE de 4.72 entre 74.1 capítulos, con abundancia de boletos (4 BB/9) y abanicados (10,3 K/9).

También puede abrir uno de los forasteros del plantel: el derecho estadounidense Nate Antone (4.20 en 56.2 innings, 4.4 BB/9, 9.2 K/9 en México). Es un derecho que pasó directo del beisbol universitario a las ligas independientes sin haber lanzado con alguna franquicia de MLB.    

A mediados de noviembre se lanzará al ruedo el zurdo grandeliga Ángel Zerpa, quien en 11 innings con los Reales de Kansas City en 2022 paró la efectividad en 1.64, con 1.09 de WHIP; entre AA y AAA su EFE fue de 4.02 después de 71.2 etapas. Será importante para la rotación.

El cerrador del mánager Henry Blanco será Sam Bordner, una vara de 1,96 metros que dentro de la Liga del Atlántico detuvo su efectividad en 2.42 tras 63.1 innings, con WHIP de 1.18.   El setup será el derecho dominicano Williams Ramírez, quien solo recibió doce hits en 26.1 paradas, a lo largo de las cuales caminó a 23 adversarios y fusiló a 44. Se mete en problemas con los boletos y sale de ellos a golpe de ponches.

Sam Bordner / Prensa Tiburones

En el bullpen de La Guaira serán importantes el derecho con pasado en las mayores Edubray Ramos, Luis y Emilker Guzmán, Johan Belisario, Arnaldo Hernández, Ramón García y Gregory Infante. Valiosa será la adición del bigleaguer de los Angelinos de Los Ángeles José Quijada, prevista para el primero de noviembre.

Fortaleza

La ofensiva. Cualquiera de los lineups proyectados debe dar resultados. Hay contacto, hay fuerza, hay velocidad, hay disciplina, hay interesante coctel de zurdos, derechos y ambidiestros. Deben anotar copiosamente.

Debilidad

Sigue siendo el pitcheo, que mejorará con respecto al Armagedón de la 2021-2022 sin que llegue a ser totalmente confiable. Hay muchas preguntas que formularse con los abridores y el bullpen, donde hay varios escopeteros con descontrol crónico.

Pronóstico

Bateando mucho, y orando por la salud del pitcheo, Tiburones de La Guaira ha de clasificar. Que este sea el año, esa es otra discusión.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.5 / 5. Recuento de votos: 10

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article