El legado de Gerard Piqué en el fútbol

Luis Vilchez
Luis Vilchez 04/11/2022
El legado de Gerard Piqué en el fútbol
Se retira una de los mejores centrales de la historia / Cortesía

En las últimas semanas estuvo en el ojo del huracán, por lo hecho dentro y fuera de la cancha. Gerard Piqué entendió el mensaje. Dijo adiós haciendo gala de su manejo de la escena, su gran habilidad comunicacional y que es un pez en el agua, en ese mar llamado redes sociales. Señalado por un actuación paupérrima contra el Inter de Milán y luego pitado por parte de su público ante Villarreal. Pero que el ruido no tape a unos de los mejores centrales de la historia.

Dentro de 50 años cuando se repase la España que ganó todo y el Pep Team que maravilló al mundo, uno de los líderes futbolístico que se recordarán será este central. El ex Machester United y Zaragoza armó una de las mejores duplas de todos los tiempos con Carles Puyol. «Piqué fue un excelente jugador de equipo cuando había equipo y se convirtió en un gran solista cuando las individualidades se impusieron al colectivo tanto en la selección española como en el Camp Nou», escribió Ramón Besa para El País. El mejor cronista de los azulgranas lo definió en dos líneas.

En el Everest

Parte de la generación del 87′, junto a cracks de la Masía como Lionel Messi o Cesc Fabregas. Con los azulgranas levantó tres Champions League y antes de su llegada solo había dos en las vitrinas del Camp Nou. Cayó de pie en la España campeona de la Eurocopa 2008, para ganar la Copa del Mundo y repetir el cetro continental. Sus duelos a campo abierto con Cristiano Ronaldo fueron memorables, en la época que los Clásico eran el mejor partido del planeta.

Tanto para presionar arriba como para defender el área, fallaba muy poco Piqué. Con balón cumplió los cánones del juego de posición de buscar al más alejado y con un guante en el pie, daba salida limpia desde el fondo. Un fijo en los onces titulares, apareció en las fotos de los grandes momentos del Barcelona y en sus noches más aciagas. «Soy el primero que me ofrezco. Si me tengo que ir para que venga sangre nueva, me voy”, soltó Piqué, luego del 2-8 ante Bayern Múnich. Del sextete a dos años seguidos en Europa League.

El declive de Piqué

En verano, su excompañero y ahora DT, Xavi Hernández, le abrió la puerta de salida. Desde la directiva su sueldo generaba molestias. Las llegadas de Christensen y Jules Koundé, sumada a la presencia de Eric García y Ronald Araujo, convirtieron a Piqué en el quinto central. Se alejó de todos en el camerino y su aliado, Riqui Puig, se marchó a la MLS.

“Piqué es un ejemplo en mayúsculas en el vestuario, ni una mala cara, entrena al 100%, se deja la piel, juegue uno o todos los minutos, la gente lo tiene que saber”, lo defendió Xavi. Pero aquel central multicapeón era cosa del pasado.

“Y ya me conocéis, tarde o temprano, volveré. Visca el Barça, siempre”, concluyó su video. No es ningún secreto que Piqué sueña con ser presidente del cuadro culé algún día. En el mundo de los negocios ha tenido éxito con la empresa Kosmos.

Desde la creación de la nueva Copa Davies, la compra del Andorra, un equipo de eSports (KIO) y ser parte de la negociación de llevar la Supercopa de España para Arabia Saudita. El sábado colgará la botas contra Almería, en el Camp Nou. Su legado como central debe ser recordado como uno de los mejores de la historia, no solo de los azulgranas y de la Roja. Ahora acrecentará su historia en los despachos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article