Edward Olivares, el revienta pizarras

Jose Angel Rodriguez
Jose Angel Rodriguez
Foto: @Royals
5
(2)

Edward Olivares conectó el jonrón más largo de su carrera el domingo, en la victoria de los Reales de Kansas City 3-2 frente a los Nacionales de Washington, en el Kauffman Stadium. El soberbio estacazo, por un lado, aportó para igualar el juego 2-2 en la octava entrada, pero por otro, ocasionó la reparación de la pizarra en el parque monárquico, afectada por la conexión.

El batazo de Olivares, sin hombres en circulación, salió disparado a 111 millas por hora y recorrió 452 pies hasta estrellarse de lleno en la pantalla gigante del jardín izquierdo. De inmediato, el humo apareció en el panel electrónico, casi a la par que en su madero.

«Lo siento, pero no lo siento», dijo con jocosidad el venezolano a MLB.com tras la finalización del duelo. «Empató el juego».

Chad Kuhl fue la víctima. Una slider del lanzador derecho se quedó colgada en todo el medio del plato y Edward Olivares no desperdició la oportunidad de sacudir su fuerza y propiciar la remontada de Kansas City, que se concretó en el noveno episodio con un sencillo de Michael Massey para impulsar a M.J Meléndez.

https://twitter.com/CodifyBaseball/status/1662926596834222080?s=20

Edward Olivares, en búsqueda del despertar definitivo

Con un promedio de bateo de .153, el mes de mayo de Olivares ha sido para el olvido, pero el descomunal batazo de la jornada dominical se unió a una buena racha, que le ha hecho dejar average de .286 en los recientes siete días, hasta antes del encuentro del lunes.

«Un turno al bate puede encender el interruptor para alguien, y comenzar a sentirse mejor», expresó el mánager Matt Quatraro. «Y (Olivares) ha hecho muy buenos swings en los últimos días».

El criollo, a pesar de los magros promedios de la campaña (.232/.297/.394) ha recibido el voto de confianza para ser titular frecuente como guardabosque izquierdo del club, en la búsqueda de un rol para él que le haga despegar de una vez por todas en las Grandes Ligas.

De momento, los cuatro vuelacercas en 41 compromisos del patrullero de 27 años de edad, ya igualaron la cantidad que despachó el año pasado (en 53 desafíos), y quedó a sólo uno del tope personal, que fijó en 2021, en su primera contienda completa con los Reales (39 careos).

https://twitter.com/Royals/status/1662922436457668609?s=20

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article