De Cortés, Stanton, Judge y otras precipitaciones no tan dispersas en Nueva York

Foto: Getty Images

La lluvia no paró de caer para los Guardianes de Cleveland luego de la suspensión del quinto juego de la Serie Divisional de la Liga Americana frente a Yankees de Nueva York, la noche del lunes. La garúa continuó el día siguiente en la conquista 5-1 de los neoyorquinos, esta vez transformada en rayos cósmicos salidos de los bates de Giancarlo Stanton y Aaron Judge, además de un baño con temperaturas bajo cero de Néstor Cortés que dejó helada a la ofensiva de Ohio.

Cortés abrió con tres días de descanso por segunda vez en su carrera y dibujó una actuación de cinco innings con solo tres hits y una carrera limpia. El zurdo se convirtió en el cuarto yanqui de la historia con al menos cinco entradas lanzadas o más y una raya admitida o menos que triunfa en un juego donde el ganador clasifica a la siguiente etapa de postemporada. Los otros fueron C.C Sabathia (2012), Ralph Terry (1962) y Johnny Kucks (1956).

«Lo de Néstor Cortés es cosa de leyenda«, expresó el manager Aaron Boone a la agencia AP. «Sabía que físicamente estaba en buenas condiciones. Si hubiéramos tenido que jugar anoche (lunes), seguramente iba a tener tener un rol importante para nosotros».


Lee también: Filis y Padres: los comodines que rompieron todo


La efectividad del cubano en el Yankee Stadium durante la temporada 2022, contando playoffs es de 2.04. Con el lauro, pasó a ser el primer abridor victorioso con descanso corto en un juego «a todo o nada» desde el también siniestro Dallas Keuchel, con Astros de Houston en 2015, en un Duelo de Comodines justo frente a Yankees, según Elias Sports Bureau.

«No tenía nada que perder. Soy alguien al que le ha tocado pasar momentos malos», admitió el tercer antillano que gana un juego de potencial eliminación en la etapa de octubre, tras Orlando «El Duque» Hernández (2001) y Liván Hernández (2002). «Para mí, esto es nada más que la cereza del pastel».

Objetos voladores identificados

Primero fue Stanton quien cazó una slider que nunca quebró de Aaron Civale en el primer episodio para conectar cuadrangular de tres carreras. Fue el décimo vuelacerca del slugger en un lapso de 15 juegos de postemporada desde 2019, cifra solo superada por Babe Ruth en el mismo plazo de desafíos entre 1926 y 1932.

El estacazo del designado también significó su número 11 con el uniforme de los mulos, para igualar en el puesto ocho de la franquicia al puertorriqueño Jorge Posada. Además, el paleador posee el tercer slugging (.688) más alto en los registros de la divisa en postemporada con por lo menos 75 apariciones al plato. Solo detrás de Ruth (.788) y Lou Gehrig (.731).

Luego llegó el turno de Judge, de discreto desempeño hasta la segunda entrada, cuando disparó un jonrón solitario ante Sam Hentges, el cuarto en partidos de vida o muerte, para implantar un nuevo récord en la historia de la Gran Carpa.

Fue la trigésima oportunidad en la que Stanton y Judge dieron la vuelta al cuadro el mismo día, con récord de 28-2 favorable a Nueva York. De igual forma, el dúo explosivo se convirtió en la pareja de bombarderos de El Bronx con mayor cantidad de juegos con bambinazos en una misma jornada de playoffs, con cuatro.

Ahora, con Yankees enfrentando a los Astros en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el pronóstico del clima promete arrojar algunas nuevas precipitaciones interplanetarias garantizadas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article