Como un «buen soldado», Martín Pérez sigue adelante pese a decisión de Texas

Andres Espinoza
Andres Espinoza
The Associated Press
1
(1)

Martín Pérez ha manejado su mudanza al bullpen con la clase que se espera de un lanzador experimentado y con hambre de ganar. Luego de ser el mejor abridor de los Rangers de Texas en la temporada pasada, el venezolano no pudo responder de la misma manera en la primera mitad de la vigente campaña, lo que obligó al alto mando de la organización, que se encuentra en plena carrera por el título de la división Oeste de la Liga Americana, a buscar refuerzos para su rotación antes de la fecha límite de cambios. Eventualmente, por impensable que pudiera parecer hace un año atrás, el zurdo tuvo que ceder su cupo en el staff.

En lo que se asoma como su último año con el uniforme de los texanos, el nativo de Guanare quiere asegurarse de poder cerrar este ciclo de su carrera profesional de la mejor forma posible. Si en el plano personal las cosas no han salido de la mejor manera, pues Pérez se aferra a que lo colectivo traiga resultados mucho más prometedores, como una nueva experiencia en la postemporada o incluso su primera incursión en una Serie Mundial.

«Ellos quieren ganar, yo quiero ganar«, señalo el escopetero en declaraciones recogidas por The Dallas Morning News el martes. «En cualquier lugar en el que me pongan, voy a hacer el trabajo que me pidan y a hacer las cosas que puedo controlar. Vengo al estadio a competir todos los días, a prepararme y esperaré por el momento», agregó.

Misión cumplida hasta ahora

En sus primeras dos apariciones como relevista en la presente temporada, el criollo ha respondido de forma brillante. El pasado 6 de agosto ante los Marlins de Miami, Pérez trabajó un episodio en blanco, en el que apenas toleró un imparable, no regaló boletos y pasó por la guillotina a un contrario.

Y después de una ausencia de ocho días, el mánager Bruce Bochy volvió a solicitar los servicios del siniestro desde el bullpen este lunes contra los Angelinos de Los Ángeles. Una vez más, Pérez cumplió con la asignación, en esa oportunidad completando dos episodios sin permitir anotaciones ni tampoco inatrapables, otra vez sin pasaportes y con un ponche a su cuenta.

Si bien no ha sido una decisión fácil de digerir para el All-Star de la zafra anterior, Pérez se ha asegurado de reiterarle a los Rangers que no tienen que preocuparse por cómo manejará la situación.

«No tengo 21 años ya. No tienen que preocuparse por la forma en la que responderé. Tengo dos hijos. No quiero que piensen que su padre no respondió bien o que era un mal compañero», explicó.

Agradecen el esfuerzo

Más allá de los resultados en cuanto a las carreras y los hits permitidos, Texas debe estar muy satisfecha con el trabajo que ha realizado Pérez a la hora de lanzar strikes. En su rol actual dentro del bullpen, es básicamente todo lo que se le pide al veterano, que evite llenar las almohadillas de corredores y pueda retirar a los bateadores sin muchos envíos, en caso de que haga falta que trabaje múltiples entradas.

Es un rol sumamente valioso para los dirigentes en una temporada regular tan larga como la de las Grandes Ligas; sin embargo, una vez que llegue octubre, la permanencia de Pérez en el roster está todo menos garantizada.

Por ahora, dentro del clubhouse de los Rangers no se preocupan por escenarios todavía lejanos.

«Ha sido un profesional y ha trabajado duro», admitió Bochy. «Ha sido un buen soldado en todo momento. ¿A quién le gusta estar en esa posición? Pero dice mucho del hombre que es el hecho de que lo haya afrontado de la manera en la que lo ha hecho», sentenció.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 1 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article