El Clásico revive a Pueblo Nuevo

Luiyi Vivas
Luiyi Vivas
Táchira y Caracas empataron en el Clásico | Cortesía Prensa Deportivo Táchira
5
(2)

Deportivo Táchira y Caracas FC protagonizaron el pasado domingo una nueva edición del Clásico del fútbol nacional. Un empate a uno por lado dejó el encuentro escenificado en el Estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo de San Cristóbal, caracterizado por intensidad alta por parte de los dos equipos más grandes del país, renuentes ambos de perder ante su máximo rival.

Por los locales lo igualó Nelson “Teto” Hernández sobre el cierre del mismo, mientras que Richard Celis había abierto la pizarra del Clásico apenas arrancando la parte complementaria. Tras la igualdad, el Carrusel Aurinegro se mantiene en el segundo puesto de la Liga FUTVE a 10 puntos del líder, Academia Puerto Cabello. Los Rojos del Ávila cedieron una casilla frente a Monagas SC y ahora se instalan en la cuarta posición

Táchira y Caracas empataron en el Clásico.

El Clásico: Un partido distinto

La histórica rivalidad fue el ingrediente principal para disfrutar de un partido de un nivel bastante aceptable, de esos que muy pocos se ven en el balompié criollo. Pero más allá de lo futbolístico, lo más destacado fue el color y la alegría que por lo menos por un día pareció regresar no solo al ´Templo Sagrado´ sino al tan golpeado FUTVE. Por 90 minutos y un poco más, quedaron atrás tantas polémicas sobre deudas, ritmo bajo y muy poca atención del público, que se escuchan cada semana.

Aunque faltando una hora para el inicio, parecía que ni al partido más importante de la Liga FUTVE iría mucha gente, la realidad fue cambiando una vez se acercaba el arranque del encuentro. En solo pocos minutos, a las tribunas del estadio sancristobalense se fue acercando el público y los colores amarillo y negro de la silletería fue reemplazado por los mismos tonos, pero provenientes de las franelas rayadas de los aficionados.

Más de 16 mil personas estuvieron en Pueblo Nuevo.

Una fiesta en San Cristóbal

En definitiva, fueron 16.194 los asistentes a un Pueblo Nuevo con bastantes deficiencias en su actual infraestructura, pero con la historia acuestas como uno de los escenarios tradicionales del FUTVE. De esa aceptable asistencia, unos 80 fanáticos de la escuadra roja, quienes recorrieron alrededor de 15 horas de carretera, solo con la premisa de ver a su equipo en el Clásico. De parte del público local, el ambiente fue especial, con trapos, bengalas, papelillo y todo ese espectáculo que hoy poco se ve en un fútbol donde ahora pareciera que tener más de tres mil personas en las gradas es algo fuera de lo común.

Lo más importante fue la paz y la cordialidad con la que se desarrolló el evento, ambas barras se comportaron a la altura del mismo y fuera de los típicos cánticos en contra de sus rivales, no hubo hechos de violencia para lamentar. Del lado sur del estadio se escuchó “No les da vergüenza, los demonios son 50”, en alusión a la hinchada visitante, mientas que los rojos desde la Popular Norte respondieron con su tradicional “Somos Caracas, que…”.

Más allá de los festejos de los goles, que generaron roces entre ambas escuadras en el terreno de juego, pero terminan siendo hechos normales de una tradicional rivalidad. Al final del duelo los jugadores de los dos equipos se estrecharon las manos y los encargados de impartir justicia se marcharon sin problema alguno, no hizo falta los escudos de los efectivos de seguridad para repeler algún envase proveniente de las tribunas.

Los fanáticos de Táchira regresaron ausentes del esperado triunfo, pero satisfechos por el esfuerzo de su equipo para igualarlo hasta los 90´. Y del lado visitante, el par de buses provenientes de la capital salió de suelo tachirense sin inconveniente alguno, valorando positivamente el punto conseguido que los mantiene invictos y en el G4.

Una fiesta la que se vivió en San Cristóbal, de esas que solo se tienen dos veces al año, pues la actualidad del balompié nacional dista mucho de lo vivido el fin de semana en el Clásico. Jorge Giménez, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol y Fernando “Bocha” Batista, seleccionador nacional; fueron testigos presenciales de ese gran ambiente que tuvo lugar en la ciudad andina.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article