El espinoso caso de Jesús Pirela y los Tigres de Aragua

Jesús Pirela denuncia que Aragua está conculcando su derecho al trabajo. Quiere jugar en México y en Tigres replican que les pertenece.
Jesús Pirela estuvo por última vez en la LVBP en la 2017-2018 / Twitter

El pitcher zuliano Jesús Pirela y los Tigres de Aragua entraron hace unos días en trayecto de colisión. Pirela pensaba pasar el invierno con los mexicanos Yaquis de Obregón, quienes la semana pasada lo anunciaron como miembro de la familia. Al enterarse, los bengalíes objetaron el enlace. De momento, quedó sin efecto.  

Pirela denuncia que Aragua está conculcando su derecho al trabajo. Los Tigres replican que nada tiene que hacer Pirela tan lejos, cuando es reserva de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y ellos lo necesitan ante la devastación sufrida por su pitcheo durante el despegue del torneo 2022-2023. Hasta ahora, las diferencias sin irreconciliables.

Vamos a los hechos. Jesús Pirela, relevista derecho de 32 años de edad, trabajó por última vez en la LVBP durante el certamen 2017-2018. Una vez finalizado aquel campeonato le pidió a la gerencia de los Leones del Caracas que le expidiera una carta de libertad para ejercer su profesión a tiempo completo en México, donde había establecido su domicilio, y construido un hogar, tras largas estadías al sur de Norteamérica. El Caracas lo dejó marcharse luego de tres ediciones con la casaca capitalina. Desde entonces, el marabino labora todo el año en aquel país.



Durante los playoffs de la competición 2020-2021 de la LVBP, Aragua entabló conversaciones con Pirela para traerlo de vuelta. Aunque los Tigres daban como un hecho el convenio, Pirela alegó problemas personales y desistió de viajar. Lo que para Pirela fueron solo palabras, para los rayados fue compromiso firmado y notariado ante la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

El 12 de enero de 2021, Jesús Daniel Pirela Áñez fue inscrito en el Sistema Administrativo de Peloteros de la LVBP como reserva de la divisa central e insertado en su roster semanal en sustitución del también serpentinero Eduardo Figueroa. Un contrato firmado por el jugador sirvió de aval.

Y ahí es donde le salen espinas a la historia. Según Pirela, él jamás se comprometió por escrito con los Tigres. “Me falsificaron la firma”, asegura Pirela en conversación con Sello Deportivo.

“Yo sí hablé en su momento con ellos y estaba resuelto a ir, pero al final decidí no hacerlo”, subraya Pirela. “Jamás les firmé nada. Estaba listo para lanzar ahorita en México y quedé sorprendido cuando los Yaquis me dijeron que había un reclamo de los Tigres porque yo y que era reserva de ellos. Eso no es así”.

En las oficinas del estadio José Pérez Colmenares de Maracay reposa un expediente con el caso Pirela, que incluye fotocopias tanto de su pasaporte como de un contrato firmado que detalla los términos económicos del convenio. También conservan la inscripción en el Sapven y la aprobación de la LVBP. Fuentes de la Liga corroboraron que Pirela aparece en el Sapven como integrante de los Tigres y así fue notificado ante la Confederación del Caribe. Es por eso que Aragua logró descarrillar la transacción a merced de la cual los Yaquis de Obregón se hicieron de los servicios de Pirela, previa cesión por parte de los Mayos de Navojoa.

“Si, como ellos dicen, Pirela les firmó un contrato, cómo es que no dijeron nada cuando lanzó la temporada pasada (con los Algodoneros de Guasave). Eso no se entiende. Y ahora le están negando a Pirela la posibilidad de trabajar”, sostiene Gustavo Vásquez, agente del pelotero. Pirela insiste: “la firma que aparece ahí es diferente a la mía”.

Un ejecutivo de equipo, que está empapado del caso, considera raro que Pirela haya pactado algo con un elenco de la LVBP. “Él no quería venir más para acá”, asegura.

En el acuerdo entre partes que esgrimen los Tigres aparece Jorge Urribarrí como representante del equipo. En un Space de Twitter, Urribarrí reiteró que Jesús Pirela sí firmó y hasta boleto aéreo comprado tenía. “A nadie le van a mandar un pasaje de avión si no tiene un contrato firmado. No puedo creer que a él se le haya mandado un boleto para que viniera a verme a mí. Se le compró el pasaje para que jugara en mi equipo. Pero dijo una mentira y no vino”, expresó el entonces ejecutivo de los felinos.  

Pirela rechaza el argumento. “Yo con quien hablé en ese momento fue con Roberto Ferrari. Él debe aclarar esta situación”, arguye el monticulista.

Gustavo Vásquez asegura que su cliente no se dejará presionar para venir a lanzar con los Tigres en contra de su voluntad. Aragua se mantiene en sus 13: claro que puede trabajar, pero en Venezuela y con el uniforme bengalí. Pareciera no haber puntos de acercamiento en este conflicto.

En lo que concierne a la Liga Mexicana del Pacífico, su posición oficial es reconocer la soberanía de los Tigres sobre Pirela, en espera de que le extiendan un permiso al zuliano para lanzar donde se siente a gusto. “Mi percepción es que ya los equipos de México se están solidarizando con Pirela”, desgrana Vásquez.  

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article