Caso de Dani Alves se pone color de hormiga

Dani Alves
Dani Alves - Foto: web

Mientras continúan las investigaciones de la supuesta agresión que cometió Dani Alves contra una mujer en una discoteca de Barcelona, la periodista Mayka Navarro recogió en ‘La Vanguardia’ las declaraciones de las testigos del caso, que acompañaron a la presunta víctima.

De acuerdo a una de las testigos, amiga de la denunciante, el futbolista manoseó a la chica violentamente y le puso su mano en sus partes íntimas, pero ésta luego pudo alejarse. Este testimonio coincidió con el que dijo la “víctima” desde que introdujo la denuncia el pasado 2 de enero.

Además, el portero el centro nocturno de Sarrià-Sant Gervasi también notó que algo no estaba bien con la chica al fijarse el ataque de ansiedad que experimentó, por lo que la llevó a una oficina. Fue entonces cuando el responsable de la sala de la fiesta llamó a los Mossos d´Esquadra para que atendieran lo sucedido.

Asimismo, el camarero del club declaró que convenció a las jóvenes para que se acercaran a la mesa de Dani Alves y su amigo Bruno, un chef que luego se comunicó por Instagram con la prima de la denunciante para “ofrecerse” en lo que ella necesitara. “La víctima entregó a los investigadores las capturas de esa conversación», indicó el medio antes citado.

Detalles de la supuesta agresión

‘La Vanguardia’ también obtuvo las declaraciones de la mujer, de 23 años de edad, quien renunció a la indemnización por parte del exjugador del París Saint-Germain, ya que explicó que solo quiere hacer justicia.

Durante más de una hora y media, la supuesta víctima contó todo a los agentes de la Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS), que los Mossos d’Esquadra tiene en la comisaría de Les Corts de Barcelona, lo que ocurrió en la noche del pasado 30 de diciembre en la discoteca.

De acuerdo a su relato, el brasileño se puso detrás de ella para susurrarle algo al oído, pero como al parecer lo dijo en portugués, la chica no entendió. En ese momento, el defensa habría insistido mucho y le pondría la mano de ella en su entrepierna de forma violenta en dos ocasiones.

Seguidamente, la joven aseguró que Dani Alves, de 39 años, la llevó a otro lugar en donde la habría manoseado y supuestamente le dijo que tenía que decir que era “su putita”. “Yo no sabía qué había detrás de esa puerta, pensé que habría otra zona VIP. Con solo entrar, le dije que me quería ir, y me dijo que no podía”.

Asimismo, comentó: “Me resistí, pero él era mucho más fuerte que yo. Me giré para abrir la puerta, pero me dijo: ‘Tú no te vas a ir, salgo yo primero’”.

“Tengo mucho miedo y siento mucha vergüenza por todo lo que ha pasado y por tener que verme así”, añadió la joven.

Actualmente, el deportista se encuentra en prisión preventiva a la espera de juicio.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share this Article