Carrasco batalló con los nervios en su primera salida de regreso con Cleveland

Andres Espinoza
Andres Espinoza
The Athletic
0
(0)

Carlos Carrasco vivió otro momento memorable en su carrera este pasado sábado. El escenario, un parque diseñado para encuentros primaverales en Goodyear, quizás no llamaba para una presentación inolvidable, pero una vez más quedó demostrado que cuando la ocasión es relevante, el lugar puede ser cualquiera. La salida marcaba el regreso del venezolano a la organización en la que jugó los primeros 11 años de su carrera en las Grandes Ligas y en la que militaba cuando, entre otras cosas, venció la leucemia que amenazó su vida.

«Se siente bien. Se siente como en casa«, le comentó el derecho a MLB.com.

En sus tres años alejado de la divisa, Carrasco tuvo problemas con los Mets para mantener la consistencia que tan famoso y querido lo hizo con los Guardianes. De regreso en la novena, es fácil comprender la importancia que la misma tiene para el larense, que admitió que estuvo muy nervioso en los instantes previos a subir al montículo para ese choque primaveral.

«Tan pronto como llegué a la lomita, tenía muchas sensaciones. Lancé aquí por 11 años. Al volver estaba tan nervioso que no podía sentir la pelota«, confesó. «He estado jugando béisbol por un largo tiempo, pero estaba muy, muy nervioso en camino hacia el montículo».

Se notó el nerviosismo

En su primera apertura de regreso con Cleveland, Carrasco le regaló un boleto al toletero inicial que enfrentó y recibió un sencillo por parte del segundo. Sin embargo, el veterano confía en que esas emociones que se apoderaron de su cuerpo en esta ocasión irán desapareciendo a medida que uniformarse con los Guardianes vuelva convertirse en su rutina.

«No puedo tener eso en cada apertura», dijo el barquisimetano sobre los nervios. «Pasó hoy (sábado), ya lancé. Así que ahora solo me voy a calmar un poco. Todo está bien. Estoy feliz de que salí y trabajé en lo que he estado preparando en el bullpen y todas esas cosas. Todo se siente genial».

A pesar de que los primeros dos toleteros sacaron provecho de un emotivo serpentinero, Carrasco logró reponerse justo a tiempo para evitar daños mayores. Poco después de ese sencillo, forzó a su rival de turno a conectar un elevado de rutina, antes de que su compatriota Andrés Giménez realizara una buena jugada para generar una doble matanza que acabó con el capítulo, sin alteraciones en el marcador.

«Fue divertido verlo subir al montículo en un uniforme de Cleveland otra vez», expresó el nuevo dirigente del club, Stephen Vogt. «Desde que conocí a ‘Cookie’ y hablé con él, me dijo que estaba muy feliz de estar de vuelta aquí. Que tomara la pelota en el primer juego del equipo se sentía y veía como lo correcto«.

Carrasco nunca consideró el retiro

Si bien su trío de campañas en Nueva York no arrojaron los resultados esperados y estuvieron repletas de problemas físicos, Carrasco aseguró que en ningún momento pasó por su cabeza la idea de marcharse del juego para siempre.

«Voy a cumplir 37, pero he estado jugando con mucha gente como Max Scherzer, (Justin) Verlander y todos ellos están trabajando fuerte. Esos tipos siguen lanzando duro. Solo sigo esos pasos«, explicó.

El pacto del criollo con los Guardianes es de ligas menores, por lo que no tiene ningún tipo de garantía de que permanecerá en el roster del equipo grande una vez concluyan los entrenamientos primaverales. Y a pesar de que la montaña parece cuesta arriba, Carrasco está lejos de perder la motivación.

«Siempre digo que voy a jugar hasta los 40«, señaló. «No sé dónde, pero mi cuerpo sigue ahí y mi brazo también, así que jugaré hasta que mi cuerpo me diga que ya no puedo lanzar».

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article