Carlos Rodríguez fija un récord en Las Menores de Milwaukee y Magallanes se ilusiona

sellodeportivo
sellodeportivo
Foto: @BiloxiShuckers
4
(3)

El pasado martes Carlos Rodríguez duplicó en la victoria del Biloxi 6-3 sobre el Missisipi, en un duelo de la categoría Doble A. De esa manera, el venezolano llegó a seis juegos seguidos de múltiples hits, para fijar una nueva marca de la franquicia de los Cerveceros de Milwaukee.

El jardinero de 22 años de edad compiló astronómicos promedios de .462/ .482/ .577, con 13 imparables, entre ellos tres dobles y su primer jonrón de la temporada, durante su histórica racha. Además, en el lapso impulsó ocho carreras, anotó una y se robó una base.

Rodríguez, reserva de Navegantes del Magallanes en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, es uno de los jóvenes más esperados no sólo por el alto mando del navío, sino por todos los seguidores del juego, durante las campañas recientes.

Aunque este año ha tenido un perfil mediático un poco más bajo, debido a la presencia en el mismo equipo de las granjas lupulosas de sus connacionales Jackson Chourio y Jefferson Quero, prospectos globales de MLB número dos y 34, respectivamente, de acuerdo con MLBPipeline, el nativo de Valencia ha tenido una sólida campaña.

El año de Carlos Rodríguez

El carabobeño amaneció el viernes con 88 incogibles en el ruedo, la segunda mayor cantidad entre sus cofrades, sólo superado por Chourio, quien ha disparado la friolera de 115 inatrapables (tope de la Southern League).

Carlos Rodríguez tiene el perfil de un primer bate ideal: buen contacto (lidera toda su categoría con una tasa de tan sólo 12,1 % ponches por turno, de acuerdo con Fangraphs) y registra un aceptable porcentaje de embasado (.355). Además, tiene la capacidad de estafar almohadillas de manera eventual, pues acumula 11 en 19 intentos.

Cada una de esas características ilusiona en la galera, porque desde Endy Chávez no tenían en el radar a un pelotero criollo con esas condiciones, que pueda defender la pradera central. Y está claro que la reciente pasantía de Cade Gotta en la organización no fue la esperada para ninguna de las partes.

Rodríguez, con su promedio de bateo de .284, al igual que con sus 16 dobles, y todo el dinamismo que puede plasmar tanto como guardabosque, como con su madero, se proyecta para ser una pieza de vital importancia en la estructura del buque, ya libre de ataduras de la OFAC.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article