Brusdar Graterol y un llanto acumulado en el tiempo

sellodeportivo
sellodeportivo
Foto: @Dodgers
5
(1)

Siete años transcurrieron desde la última vez que Brusdar Graterol había visto en persona a su madre, Ysmalia. Durante ese tiempo, el relevista venezolano se convirtió en grandeliga (2019), fue campeón de la Serie Mundial (2020), se casó (2021) y tuvo a su primera hija (2022). Muchos acontecimientos trascendentales, siempre con un vacío en el pecho.

El lanzador derecho y su mamá fueron los absolutos protagonistas de la jornada de Grandes Ligas del martes. Tras retirar el octavo episodio por la vía rápida frente a los Tigres de Detroit, el apagafuegos de los Dodgers de Los Ángeles señaló hacia la sección de familiares del Dodger Stadium y rompió en llanto en la entrada del dugout. Ella le observó en vivo por primera ocasión desde que se convirtió en ligamayorista.

«Mucha emoción, tanta emoción que no sabía qué hacer, no sabía cómo controlarla», dijo Graterol a Los Angeles Times luego del compromiso. «Solo lloro de felicidad. Yo crecí junto a mi mamá (en Calabozo, estado Guárico). Ella era madre y padre al mismo tiempo. Le he dedicado cada segundo, cada minuto, para que se sienta orgullosa de mí».

El serpentinero de 25 años de edad llevaba más de un lustro intentando llevar a su progenitora a Estados Unidos. Sin embargo, los engorrosos procesos de documentación retrasaron de tal forma el reencuentro, que cada vez causaba un mayor dolor en ambos. Hasta el domingo, cuando se pudieron volver a confundir en un abrazo en el aeropuerto.

«Me dejó paralizado», relató Graterol sobre el tan esperado momento cuando sintió de nuevo a Ysmalia. «No sabía qué decir. Lo único que escuché a mi mamá decir fue que yo estaba muy grande y hermoso. Luego que me tranquilicé, le dije que olía a casa».


Lea también: Brusdar Graterol brilla en su temporada de consagración


Brusdar Graterol conmovió a todos

El guariqueño fue capaz de contener las emociones mientras estuvo sobre la loma. Dominó con elevados a los jardines a Zach McKinstry y Spencer Torkelson, antes de inducir un rodado de Jake Rogers para terminar su actuación con tan sólo 13 lanzamientos. Fue en ese instante cuando drenó lo que tenía acumulado desde hace tantos años.

«De cierta forma, entras en el modo de juego, pero ¿cómo no apreciar ese momento emotivo para Brusdar, su madre, su familia?», admitió el mánager del equipo californiano, Dave Roberts, quien fue el primero que le recibió en la cueva. «Hace siete años que no se ven y en siete años han pasado muchas cosas. No sé cómo lo lograron. Fue realmente especial, uno de los mejores (momentos) en los que he participado».


¡Apuesta y gana en Sella tu Parley! Obtén 50% de descuento en tu primer depósito. ¡Haz click aquí!


Brusdar Graterol ahora tendrá la oportunidad de que su madre le vea durante las últimas dos semanas de la ronda regular, y también en los playoffs. Un escenario de ensueño para honrar a la persona que, como ex jugadora de softbol, le inculcó el amor y la disciplina por los deportes.

«Ustedes tienen que entender por lo que tienen que pasar los jugadores latinos, especialmente los venezolanos», mencionó su coterráneo David Peralta. «No es fácil para nosotros traer a nuestra familia. Así que tener finalmente la oportunidad de hacerlo es un momento que nunca olvidarás”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article