Barbie: ¿sé lo que quieras ser o lo que te impongan?

Rowerth Goncalves
Rowerth Goncalves
5
(1)

Al fin se estrenó Barbie, el evento cinematográfico del año y todo lo que escriba puede (y será) usado en mi contra. La cinta de Greta Gerwig abrió un capítulo de debate sobre las sociedades matriarcales y patriarcales, el lugar de la mujer, la actitud de los hombres y fuertes mensajes en los que se destaca el de “se lo que quieras ser”, pero por momentos la película puede imponerte lo que debes ser en un tono de sátira muy inteligente, pero un poco propagandístico.

Barbie estereotípica se despierta como todos los días en Barbieland, el mundo en el que viven todas las muñecas y los Ken. Ahí las Barbies tienen todo tipo profesiones y controlan todo. Durante una noche de chicas, Barbie estereotípica se pregunta sobre la muerte y al día siguiente, pierde la capacidad de mantener los pies en punta y le aparece celulitis.

En ese momento comienza un viaje de descubrimiento que la llevará al mundo real para poder encontrar a la niña que juega con ella. Al viaje se une Ken como polizón quien busca el amor de Barbie como sea y tratar de ayudarla. Al llegar al mundo real se dan cuenta que todo es diferente a Barbieland, allí los hombres son quienes “dominan” y los dos mundos se “ponen en peligro” por la incursión de Barbie y Ken.

La cinta presentaba un viaje de descubrimiento en tono de comedia elevada, pero en un punto se convirtió en una guerra de sexos. Cuando Barbie pierde su capacidad de ponerse en punta y la aparición de la celulitis hace que busque descubrir quién es y la conexión que tiene con las mujeres de la realidad, va por un camino que pierde esa esencia cuando Ken, y esto es una alerta de spoiler, se da cuenta que el mundo real es dominado por hombres y se lleva libros sobre el patriarcado a Barbieland. Cuando Barbie regresa todo ha cambiado y el machismo tóxico se apoderó de su sociedad.

Una película inteligente

Esta película es una comedia con muchos niveles, va desde la autoparodia, hasta la crítica social, algo que se debe aplaudir. Sus críticas no solo van en el tema del género, también sobre el mercantilismo y las compras compulsivas.

Barbie una cinta que será un parteaguas y genera debate, pero hay que ser ecuánimes y no fanatizar, ese será el gran error. Que se hable del patriarcado y del machismo es totalmente válido, al igual que Gerwig y su esposo Noah Baumbach (quien es el otro guionista) hablan del matriarcado, pero el primero se siente vilipendiado y el segundo validado, eso se nota en las escenas finales de la película.

Muchos se preguntan si los niños deben verla, y la respuesta es sí. Barbie que ha sido referencia desde su origen en 1959 lo será mucho más con esta película. El mensaje que deja de “sé lo que quieras ser” esta excelente y posiblemente era mucho mejor irse por ese camino.

La dirección de arte es impresionante, las actuaciones son increíbles con Margot Robbie y Ryan Gosling como líderes. América Ferrera hace un papel impresionante, Michael Cera se roba la pantalla en sus escenas y Will Ferrell vuelve a hacer a un antagonista cándido como en LEGO Movie. La música te atrapa desde el primer momento y el diseño de producción es alucinante.

Si hay algo que le puedo criticar a Gerwig es que, en una película sobre la muñeca más famosa de la historia, la convirtió en gran parte, en una película sobre Ken y su fragilidad. Por momentos se sintió más como una venganza que como un mensaje a la mujer empoderada. Y muchos dirán «qué esperabas de Greta Gerwig, es una activista», para los que no la conocen ha hecho cintas como Lady Bird y la última versión de Mujercitas, ambas grandes películas, pero es muy talentosa y sabe como hacer un cine inteligente.

Barbie y el activismo

Hay un capítulo de Los Simpsons llamado “Lisa vs. Stacy Malibu”, en este caso la Stacy Malibu representa a Barbie en la caricatura amarilla. En ese episodio Lisa se indigna cuando la nueva Stacy Malibú es considerada como “cabeza hueca” y busca a la creadora de la muñeca para sacar una que represente mejor a las mujeres. De esas reuniones sale Lisa Corazón de León que le dice a las niñas que pueden cumplir sus metas.

Ese episodio tiene un gran espíritu de cómo hacer un mensaje positivo y demostrar que no se tiene que ser igual, si no mejor. Mujeres como Simón de Beauvoir, las representantes del movimiento sufragista de principios del siglo XX o Sor Juana Inés de la Cruz, entre otras, resaltan la inteligencia y tenacidad de las mujeres. Ellas fueron el inicio de algo importantísimo y muchas reivindicaron los derechos naturales que deben tener. Hoy se habla incluso que la dieta es parte del patriarcado, cosas que distan mucho de esas luchas que tuvieron a nobles mujeres como líderes.

Y lo repito, Barbie, es una película genial con mensajes potentes, pero no se puede ocultar que tiene un viso propagandístico que sesga aún más una batalla que no debería existir, pero que sucede por la «ilusión de dominio» por parte del hombre y lo masculino. .

Escribir esto no ha sido fácil, pues lo escribe un hombre, posiblemente no soy el «público objetivo» pero la realidad es que se puede ser mejor sin el fanatismo y que Barbie hay que verla por sus mensajes positivos y entender que muchas veces no hay empatía con muchas situaciones, pero no puede haber revanchismo, eso no ayudará en nada a tener una sociedad más justa y con equidad.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article