Analizando a Venezuela en el Clásico Mundial: rotación

Carlos Valmore
Carlos Valmore
Ranger Suárez fue convocado por Venezuela / Cortesía
4.7
(3)

Las ausencias de Carlos Carrasco y Germán Márquez constituyen ganchos al hígado para la rotación de Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol 2023. Aunque la selección nacional enlista a abridores distinguidos, tampoco puede decirse que le sobren iniciadores de esa talla: aspirante al Cy Young, uno, convocado al All Star, otro. Es la realidad de este torneo. Nunca están todos quienes debieran. Hay quienes le sacan el cuerpo. Otros desisten, a su pesar.

Por fortuna para la delegación criolla, hay efectivos capaces de mantener a raya al contrincante desde el principio.

Jesús Luzardo, serpentinero zurdo nacido en Perú, criado en Estados Unidos y de padres venezolanos, es el mejor aprovisionado de todos. En 2022 consignó una tasa de 10.8 ponches por cada nueve episodios gracias al efecto nocivo sobre los toleteros tanto del slider (solo le conectaron para .157 frente a ese lanzamiento, con el cual alcanzó 41,3% de swings fallidos) como del cambio (.190 de promedio con 44,9% de swings fallidos). La velocidad en la recta de Luzardo es de alta gama: 96,3 millas por hora, si bien poncha poco con ese pitcheo, contra el cual el enemigo apenas golpeó para .198.

Jesús Luzardo
Jesús Luzardo / Prensa Miami Marlins

Pablo López es otro utensilio valioso en la rotación para el mánager Omar López al momento de comenzar los desafíos. Entre 2020 y 2022, el diestro zuliano, ahora de los Mellizos de Minnesota, mantuvo su efectividad en 3.52 y su efectividad ajustada en 119. Con recta y cambio, y mínimas dosis de cutter, sinker y curva cayendo frecuentemente en strike, López cerró 2022 con EFE de 3.75 y 180 capítulos de labor.

Pablo López
Pablo López / Prensa Minnesota Twins

El zurdo portugueseño de los Rangers de Texas Martín Pérez construyó el año pasado su gran campaña en Grandes Ligas. Dejó 2.89 de efectividad en 196.1 entradas, 136 de EFE ajustada, 3.26 de efectividad independiente de la defensa y 7.7 ponches por cada nueve episodios. La combinación de recta cortada, cambio y sinker resultó indigesta para los contrincantes en 2022.


Lee tamabién: Analizando a Venezuela en el Clásico Mundial: las esquinas


Martín Pérez
Martín Pérez / USA TODAY Sports

Hablando de rectas, cortadas, una de las más tóxicas para los bateadores es la de otro abridor venezolano en el Clásico: el bolivarense de los Astros de Houston Luis Heibardo García. .152 fue el promedio de los oponentes cuando García usó su cutter; 43% de las ocasiones en las cuales los toleteros le hicieron swing, abanicaron. La combinación con la curva, el cambio, el slider y la recta de cuatro costuras lo condujo a un récord de 15-8, con 3.72 de efectividad, 1.13 de WHIP y nueve ponches por cada nueve tramos.  

 Luis Heibardo García. Astros, Clásico Mundial
Luis Heibardo García / Cortesía AFP

Si tomamos en cuenta lo hecho entre 2021 y 2022, el zurdo larense de los Filis de Filadelfia Ranger Suárez ha sido uno de los escopeteros venezolanos con mayor predominio sobre los hombres armados con garrotes. En ese trayecto, Suárez tuvo 2.72 de efectividad en 261.1 innings, 151 de EFE ajustada y 1.19 de WHIP. 2022 marcó el inicio de su viaje como abridor a tiempo completo en MLB. En 3.65 fijó su efectividad durante 29 aperturas. Son el sinker elevó su tasa de rollings inducidos a 56%, por encima de la media en la Gran Carpa el año pasado (44,9). Con el cambio fue capaz de provocar swings perdidos (34%).  

Ranger Suárez aún no recibe anotaciones en la Serie Mundial
Ranger Suárez / Foto: Getty Images

El siniestro carabobeño de los Tigres de Detroit Eduardo Rodríguez ha logrado mantenerse en el Big Show como abridor, pese a percances de salud y dificultades personales. Sería un error desdeñar a un monticulista con 109 de EFE ajustada (la medianía es 100) tras siete campañas arriba. Acometedor, retador sobre la loma, Rodríguez puede rendir dividendos al igual que Jhoulys Chacín y sus 14 zafras de experiencia dentro del Circo Máximo. Con sinker y slider, el zuliano de 35 almanaques puede contrarrestar a los bates antagonistas.

Eduardo Rodríguez se perfila para abrir el encuentro ante Nicaragua
Eduardo Rodríguez / Foto: @MLBtraderumors

Lee también: Analizando a Venezuela en el Clásico Mundial: la línea central  


Debemos hacer la salvedad de que, al menos en la primera ronda, los abridores tendrán menos peso del acostumbrado. Con un límite de 65 lanzamientos por salida, su permanencia será breve, a menos que los rindan con puntería. De todas maneras, contar con una cartera de abridores cumplidores será vital.

Hay dos métodos para contrarrestar la efímera permanencia de los iniciadores sobre la loma. Uno es hacer desfilar legiones de relevistas, como lo han hecho Estados Unidos y República Dominicana. Lo otro es apelar al piggy back , esto es, reemplazar al abridor con otro lanzador habituado a llegar lejos en los juegos. El mánager Omar López ya dicho que este último es el sistema que más le conviene a Venezuela, y le acompaña la razón. Los abridores del combinado nacional exhiben más atributos que la mayoría de los taponeros cortos.

Venezuela no es Estados Unidos, ni Dominicana, que puede mandar al box a un batallón de taponeros élite. Entre el cuarto y el sexto tramo será mejor responsabilizar a los brazos de largo aliento. Por eso hay hasta siete de ellos en el roster.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Article